Fisco de EU subsidia megapagos a los CEO

Las firmas deducen impuestos por los pagos en opciones sobre acciones a sus presidentes ejecutivos; Starbucks desembolsó 236 mdd en estos instrumentos a su CEO, y recibió 82 mdd en créditos fiscales.
starbucks  (Foto: Getty)
Heather Long

Es difícil no sentirse un poco celoso -e incluso indignado- al mirar la lista más reciente de los CEO mejor pagados en Estados Unidos. El Top 12 de ellos ganó más de 20 millones de dólares el año pasado.

Pero hay otra razón para enojarse cuando los presidentes ejecutivos ganan millones: los contribuyentes están subsidiando parte de esta riqueza.

Las opciones sobre acciones son uno de los factores que más impulsan los altos pagos de los presidentes ejecutivos en la actualidad.

La idea es dar a los ejecutivos acciones para incentivarlos a desempeñarse bien: si la empresa se desempeña mejor, la acción también, y el pago de estos peces gordos se eleva.

Artículo relacionado: Brecha entre ricos y pobres crece: OCDE

Pero ésta es la cuestión: las opciones sobre acciones para los presidentes ejecutivos de las empresas que cotizan en Bolsa pueden ser deducidos en la declaración de impuestos de la empresa en Estados Unidos.

Así que, cuando Starbucks pagó a su jefe Howard Schultz 236 millones de dólares en “pago por desempeño” en 2012 y 2013, recibió cerca de 82 millones de dólares en créditos fiscales, de acuerdo con un informe publicado por el izquierdista Institute for Policy Studies.

Otros puntos destacados del informe, el cual está específicamente enfocado en la industria restaurantera, incluyen:

  •          Chipotle entregó cerca de 200 millones de dólares en pago por desempeño a su CEO en 2012-2013, generando 69 millones de dólares en exenciones tributarias.
  •          El jefe de la firma propietaria de Taco Bell, KFC y Pizza Hut, Yum! Brands, recibió 67 millones de dólares en opciones sobre acciones en los últimos dos años, lo cual se tradujo en un descuento tributario de 23 millones de dólares.
  •          McDonald's entregó más de 34 millones de dólares en opciones sobre acciones a su presidente ejecutivo en los últimos dos años, para recibir un subsidio de los contribuyentes de poco más de 12 millones de dólares.

La tendencia de “pago por desempeño” cobró fuerza después de que el Congreso cambiara las reglas tributarias en 1993 para permitir a las empresas que cotizan en Bolsa deducir una cantidad ilimitada de pagos en opciones a los ejecutivos en sus declaraciones de impuestos. Muchas corporaciones respondieron aumentando este tipo de compensación, especialmente a medida que el mercado subía fuertemente a finales de 1990.

"El crecimiento del pago de los CEO fue muy dramático durante el auge tecnológico. Todo giraba alrededor de las opciones en Estados Unidos. La razón por la que no sucedió en otros países es que la remuneración en opciones no era disponible o era ilegal”, dice una profesora asistente de la Booth School of Business de la Universidad de Chicago, Kelly Shue, quien estudia la compensación de ejecutivos.

Entérate: Clase media supera a la pobre en AL

Aunque el público frecuentemente queda sorprendido por los niveles de remuneración de los CEO, especialmente en comparación con lo que gana un trabajador promedio de la empresa, las compañías argumentan que el pago por desempeño es mucho mejor que simplemente entregar grandes salarios base. Las opciones sobre acciones son similares a un bono, pueden valer mucho menos si la acción cae.

“La remuneración ejecutiva en Starbucks está directamente relacionada al desempeño de la empresa”, señala el portavoz de la compañía, Jim Olson. “En los seis años desde que Howard (Schultz) regresó a Starbucks desde la cima de la crisis financiera, nuestra acción ha subido más de 900%. Nuestra capitalización de mercado ha pasado desde los 5,000 millones de dólares a unos 57,000 millones de dólares”.

¿Una representación errónea?

Chipotle, Yum y McDonald's no hicieron comentarios para este artículo, pero la National Restaurant Association, la organización coordinadora de las empresas de comida rápida y otras cadenas de restaurantes, llamó al reporte del Institute for Policy Studies una “representación errónea” de la industria, y señaló que no destaca todas las oportunidades disponibles para los empleados de restaurantes.

Starbucks, por ejemplo, ofrece a sus empleados de tiempo completo y medio tiempo planes completos de gastos médicos y opciones de planes de ahorro para el retiro 401(k).

“Nosotros tenemos un historial de poner a nuestros socios -cómo nos referimos a nuestros empleados-, de ponerlos primero”, dice Olson.

Las opciones de acciones han sido objeto de escrutinio desde que la Ley Dodd-Frank exigió una mayor divulgación de los pagos a los CEO ante los accionistas y ante el público. La ley fue un paso más allá al incluir una disposición llamada “say on pay” (opinión sobre los salarios) que permite a los accionistas tener algo de supervisión sobre la remuneración de los ejecutivos.

Los accionistas de Oracle, por ejemplo, han votado dos veces en contra del paquete de remuneración para el presidente ejecutivo, Larry Ellison. A menudo, Ellison encabeza la lista de los CEO mejor pagados de Estados Unidos.

El problema es que el voto de los accionistas es no vinculante, así que el voto es solamente una reprimenda pública, que tiene sus límites. Los accionistas tendrían que votar para cambiar a los miembros del Consejo de la empresa si realmente quisieran tener un impacto sobre el pago del CEO, debido a que los Consejos directivos tienen la autoridad final sobre la compensación ejecutiva.

En Washington, hay una creciente voluntad política para tomar acciones sobre el pago por desempeño.

El congresista Dave Camp (republicano por Michigan) quien preside el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, ha presentado un plan integral de reforma fiscal que derogaría la deducción fiscal sobre el pago por desempeño de los presidentes ejecutivos.

De acuerdo con un resumen de los cambios fiscales propuestos por el Comité de Medios y Arbitrios, algunos legisladores temen que los ejecutivos puedan “manipular los resultados trimestrales” para aumentar su remuneración en opciones sobre acciones en lugar de enfocarse en “el éxito a largo plazo de la empresa”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Derogar la regla de deducción de pago por desempeño elevaría los ingresos fiscales de Estados Unidos en 12,100 millones de dólares durante la próxima década, según estimaciones de la Comité Conjunto en Materia Fiscal del Congreso.

Eso no serviría de mucho para reducir el déficit de Estados Unidos, pero sería una dádiva menos por parte de los contribuyentes a las grandes corporaciones. 

Ahora ve
¿Qué pasaría si detectáramos las señales de alerta temprana sobre un tiroteo?
No te pierdas
×