Favelas alivian presión hotelera

Los fanáticos del futbol optan por esos lugares ante los altos precios de los hoteles en Brasil; algunos alojamientos cobran cuatro y cinco veces más que los precios normales.
favela  (Foto: CNN)
RIO DE JANEIRO (CNN) -

Los fanáticos del futbol que irán a los partidos de la Copa del Mundo en Río de Janeiro todavía pueden encontrar alojamiento a precios razonables, siempre que estén dispuestos a dormir en moteles, favelas o campamentos.

La cuenta regresiva para un mes de campeonato de futbol a partir del 12 de junio ha puesto a los interesados a competir por hospedaje en Río, la ciudad maravillosa a la orilla del mar donde los precios por las habitaciones disponibles se han disparado, llevando a algunos a buscar opciones más heterodoxas.

"Es ridículo", dijo Raphael Ruland, un fanático alemán que ha asistido a las últimas dos Copas del Mundo. Los precios lo alejaron de los hoteles tradicionales, pero eventualmente encontró una habitación para alquilar en el sitio Airbnb.

"Algunos hoteleros están cobrando cuatro y cinco veces más que los precios normales. Hubo un momento en que pensé que no valía la pena ir sólo por el costo del alojamiento", añadió.

De los 600,000 turistas extranjeros que se esperan para el Mundial dos tercios irán a Río, según la oficina de turismo de la ciudad, donde hay 21,639 habitaciones en hoteles convencionales que hoy tienen precios prohibitivos.

Los fanáticos que no han hecho sus reservas se enfrentan a precios sobre los 700 dólares la noche para las pocas habitaciones disponibles. Hay, sin embargo, algunas alternativas.

Estas incluyen muchos hoteles para amantes, escondites tradicionales para parejas que buscan escapar de las miradas de esposos o padres. Usualmente, los moteles cobran por estadías de cuatro a seis horas, pero ahora están ofreciendo precios por día para el Mundial.

Algunos como el Midway y el Shalimar han modernizado sus habitaciones para atraer viajeros, cambiando las camas adornadas con neón por muebles más convencionales.

Otros, como el Malaga, no lo han hecho. Lejos de la playa en el oeste de la ciudad, cobra 200 dólares la noche para el fin de semana de la final, pero hay que entrar por la puerta del garaje.

Otra opción más económica es quedarse en las favelas de las colinas de Río, pese a que en los últimos meses ha habido un aumento del crimen violento.

Muchos de los alojamientos que se están ofreciendo en las favelas a los turistas están decorados y ofrecen grandes vistas del mar y la ciudad. Una pieza con vista a la playa cuesta 23 dólares por noche, pero la tarifa puede subir a 138 dólares durante el Mundial.

"Creo que mucha gente que normalmente no lo hubiese considerado lo está haciendo para la Copa del Mundo", dijo Elliot Rosenberg, un estadounidense que administra Favela Experience, que ofrece habitaciones y casas en favelas a turistas.

"Los altos precios los han hecho buscar alternativas", añadió.

Las opciones incluyen incluso carpas. Un grupo de británicos instaló un campamento cerca de la playa fuera del centro de la ciudad y ya tiene el 75% reservado para la primera mitad de la competencia.

Sin embargo, la situación en Río no es la de todo el país, ya que en otras ciudades hay ofertas disponibles.

La gran sorpresa es Sao Paulo. La mayor ciudad de Brasil tiene el doble de habitaciones de hotel que Río y ha tenido problemas para llenarlas, porque los fanáticos son difíciles de convencer.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"¿Sao Paulo? Huy...no", dijo Ruland el fanático alemán "Nada en su contra, pero quiero ir a la playa".

Artículo relacionado: Tu dinero: la verdadera copa del Mundial

Ahora ve
Cada 10 de diciembre se celebra el Día de los Derechos Humanos
No te pierdas
×