FEMSA y Alsea resisten carga tributaria

Empresas de consumo implementaron varias estrategias para sortear la reforma fiscal este año; control de costos, alza en precios, mayor publicidad y ajustes en su oferta, algunas de las medidas.
impuestos  (Foto: Getty)
Sara Cantera
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Productoras de alimentos, refresqueras y operadoras de restaurantes, que a partir de este año enfrentaron nuevos gravámenes, adoptaron estrategias defensivas para evitar ver reducidas sus ganancias y ventas en medio de un entorno económico que aún no ha logrado repuntar, reconocieron expertos y las mismas empresas.

FEMSA reportó una caída de 0.4% en sus ventas en el primer trimestre, pero ajustó su portafolio y arquitectura de precios para darle alternativas a sus clientes, a la luz de un nuevo marco fiscal.

“Hemos puesto en marcha importantes esfuerzos de racionalización de costos y hemos reducido las inversiones con el fin de mitigar el impacto negativo en nuestros resultados”, indicó la compañía en su reporte del primer trimestre del año.

Por su parte, la operadora de restaurantes y comida casual Alsea reconoció que ese periodo se contrajo el consumo, por lo que invirtió más en publicidad para impulsar las ventas.

“El gasto publicitario nos permitió incrementar el número de órdenes y tener un crecimiento positivo en ventas a mismas tiendas”, indicó Fabián Gosselin, director general de Alsea, en su reporte trimestral.

Las ventas de la empresa aumentaron 19.8% a 2,726.8 millones de pesos, en comparación con los 2,276.5 millones de pesos del mismo periodo en 2013.

El socio de Impuestos Corporativos de KPMG, Miguel Angel Templador, aseguró que las empresas están tratando de cumplir con todos los requisitos establecidos en la ley para el pago de impuestos y así evitar multas o revisiones.

Nota relacionada: Confianza del consumidor baja en abril

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) recomendó revisar los resultados de medidas como el IEPS de 8% a los productos de alto contenido calórico, así como reconsiderar la limitante a la deducibilidad de las prestaciones laborales y previsión social, que fueron acotadas al 53% a partir de este año.

El experto de KPMG explicó que aunque pareciera que este primer trimestre algunas empresas pagaron menos impuestos contra su utilidad frente al año anterior, en realidad sólo es el reflejo de la desaparición del IETU para este año, lo que distorsiona la base de comparación.

“El IETU estaba vigente el año pasado y algunas empresas traían el cálculo del impuesto sobre la base del IETU y en 2014, la base de comparación puede ser distinta porque ya no existe el IETU”.

El impuesto a la utilidad que pagó Bimbo en el primer trimestre de 2014 fue de 651.0 millones de pesos (mdp), cuando en el mismo trimestre del año anterior pagó 964.6 mdp.

Alsea reportó un impuesto a la utilidad por 28 mdp, un decremento de 16 millones en comparación con el mismo trimestre del año anterior.

Nota relacionada: Economía mexicana, en fase de recesión

En el caso del IEPS, las empresas refresqueras, de botanas, dulces, chocolates, flanes, pudines, cremas de cacahuate, avellanas, dulces de leche, preparados a base de cereales y helados, entre otras, vieron una disminución en el consumo de sus productos, pues tuvieron que incrementar el precio ante la aplicación del impuesto de 8% por una densidad calórica de 275 kilocalorías por cada 100 gramos.

De igual manera, Coca Cola-FEMSA informó que en el primer trimestre del año el volumen de ventas de sus bebidas cayó 4.4%, pues el aumento de precios de sus productos fue del orden de 3 a 4%, lo cual generó un alza de inventarios en los puntos de venta.

La debilidad en el consumo de refrescos ya estaba prevista entre un 5% y 7% para Coca Cola, explicó el analista del Grupo Financiero BX+, José María Flores.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“En las empresas de refrescos es donde más se puede apreciar cómo cayó este volumen y en Bimbo, por el impuesto a la llamada comida chatarra”, dijo.

Bimbo reportó un crecimiento en las ventas consolidadas de 1.3% en el primer trimestre del año, las cuales ascendieron a 41,979 mdp, pero México fue el único país donde reportó una caída de 0.2%, con ventas por 17,709 mdp.

Ahora ve
Con Guillermo del Toro a la cabeza, así quedan las nominaciones a Globos de Oro
No te pierdas
×