Ángeles y Diablos se hospedan en la BMV

México busca impulsar el desarrollo de los denominados ETF para ampliar las opciones de inversión; inversionistas institucionales como las Afores son importantes compradores de estos valores.
inversionistas  (Foto: Getty)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Una auténtica batalla entre el bien y el mal se vive todos los días en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) con la operación de los ETF (Exchange-Traded Fund o Trac en español) ANGEL y DIABLO, cuyos importes promedios suman 21.97 millones de pesos diarios.

Estos instrumentos están referenciados a dos índices de la BMV y se negocian en el mercado como una acción. El ANGEL replica el comportamiento del índice Diario Doble (DDBol), que expresa el rendimiento del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) al doble, esto es, si el IPC gana 1% en una jornada, el DDBol tendrá un incremento de 2% en el mismo lapso.

El DIABLO está referenciado al índice Diario Inverso (DIBol), que expresa el rendimiento del IPC a la inversa, por lo que si el IPC gana, el DIABLO entregará una pérdida de la misma magnitud y viceversa.

De esta manera los inversionistas pueden realizar sus estrategias y cubrir su portafolio. Hasta el cierre del viernes pasado, los valores del Angel y el Diablo se ubicaban en 26.90 y 18.58 pesos, respectivamente.

Artículo relacionado: Facebook y Apple, favoritas en la BMV

“Los ETF facilitan el trabajo, permiten que los inversionistas no solo sigan el índice, con estos traquers pueden invertir (en ellos) cuando la estrategia de inversión es más específica o apuntas más a un segmento, de ahí nacen estos índices”, comentó el director adjunto de mercados e información de la BMV, Jorge Alegría, en entrevista con CNNExpansión.

Índices ‘inteligentes’

Actinver Casa de Bolsa lanzó el ETF Smartrac (SMARTRAC por su clave de pizarra) que replica al índice Bursa Óptimo de la BMV, el primer índice inteligente que opera en México y en América Latina.

El Bursa Óptimo expresa el rendimiento de las 30 emisoras más bursátiles de la BMV, en función de un criterio distinto para determinar el peso relativo de cada una, el cual incorpora cinco variables fundamentales y dos operativas, y además aplica a dichas variables un proceso de optimización que busca maximizar el rendimiento.

Las variables fundamentales utilizadas recaban la información financiera más reciente reportada por las emisoras al momento del rebalanceo en la muestra, considerando los últimos cinco años:

  • Utilidad Neta - tasa promedio de crecimiento anual
  • Resultado de la Operación - tasa promedio de crecimiento anual.
  • Margen de Utilidad (Utilidad Neta / Ventas Netas) - promedio anual.
  • Deuda Neta / Capital Social - promedio anual
  • Múltiplo Precio Utilidad (P/U) - promedio anual

La ponderación final de cada emisora es determinada en función al criterio anterior, además del valor de mercado flotado en Bolsa y su bursatilidad.

“El índice se rebalancea tres veces al año. El SMARTRC está en función del Bursa Óptimo. Si una emisora va mejorando la muestra cambiará su ponderación”, comentó el director general de Actinver Casa de Bolsa, Roberto Valdés.

Agregó que los ETF basados en índices inteligentes operan en todos los mercados desarrollados. En EU hay más de 70 y representan cerca de 25 billones de dólares. “Pensamos que va a dar un agregado de diversificación en la BMV”.

Artículo relacionado: Fibras enfrentarán mayor regulación

El directivo adelantó que ante el ánimos de los participantes, en 2015 podrían hacer otro lanzamiento. “El interés es bastante fuerte por parte de las Afores, son grandes jugadores de los mercados son inversionistas que buscan alternativas para optimizar y diversificar".

Jorge Alegría recalcó que estos instrumentos están dirigidos a inversionistas sofisticados, con experiencia en renta variable, que cuenten con una estrategia clara y entiendan los riesgos del mercado. No obstante, existe un mercado secundario en el que estos instrumentos se pueden negociar y cualquier participante los puede adquirir.

Para la operación de estos instrumentos se crean fideicomisos que emiten certificados de participación o valores en función al monto que mantenga bajo su administración para que se negocien en el mercado. Actualmente BlackRock, Actinver, Bancomer y Accival participan en México.

El directivo de la BMV indicó que la proliferación de ETF se debe a que facilita a los fondos de inversión la administración de sus cartera, ya que es mucho más eficiente y económico invertir en un ETF que reproduce a un índice, a comprar todos los días diferente cantidad de acciones y luego hacer un rebalanceo.

“Esto ha provocado que los proveedores de índices como la BMV busquemos indicadores que le dan más alternativas a los inversionistas”, puntualizó Alegría. Hasta ahora la BMV cuenta con 14 de estos instrumentos y el Sistema Internacional de Cotizaciones tiene 464.

También se puede acceder a estos instrumentes mediante fondos de inversión.

Ahora ve
Los avances parecen aproximarnos a la revolución del reconocimiento facial
No te pierdas
×