Huelgas de comida rápida se globalizan

Trabajadores de varios países apoyarán el movimiento de los empleados de esta industria en EU; esta estrategia ya se ha intentado antes en otros sectores, pero ¿qué tan efectiva es?
salariominimo  (Foto: Getty)
Claire Zillman

¡Las protestas de los trabajadores de la industria de la comida rápida se volverán globales! La noticia fue pregonada por todo el Internet la semana pasada cuando los trabajadores y los organismos detrás de los reclamos contra los bajos salarios y los tacaños beneficios repartidos por empleadores como McDonald's, Wendy's y Burger King anunciaron que sus próximos movimientos cruzarían las fronteras de Estados Unidos hacia más de 30 países de los seis continentes.

La campaña mundial de trabajadores recibió mucha atención, pero la estrategia en sí no es nueva.

“Ciertamente hay un precedente”, dice la directora de investigación de educación laboral en la Escuela de Relaciones Industriales y Laborales de la Universidad de Cornell, Kate Bronfenbrenner.

Artículo relacionado: EU: los 'olvidados' del salario mínimo

Para determinar los orígenes de este enfoque debes remontarte a la década de 1800, cuando los trabajadores en Gran Bretaña e India protestaron conjuntamente contra la forma en que la East India Company (sí, del Boston Tea Party) trataba a sus trabajadores indios, dice Bronfenbrenner.

Hoy en día, la gente recuerda la solidaridad que mostraron los mineros estadounidenses a finales de 1980 cuando los trabajadores mineros de Sudáfrica protestaron contra el sistema de apartheid del país. Dichos esfuerzos en Estados Unidos incluyeron el boicot de las empresas que hacían grandes negocios en Sudáfrica, como Royal Dutch Shell.

Lo que podría contar como la huelga global más grande de la historia surgió unos años más tarde, a mediados de la década de 1990, cuando los trabajadores de la United Steelworkers Association protestaron contra cambios propuestos que el fabricante de llantas Bridgestone/Firestone había hecho a un contrato de trabajo. Los trabajadores realizaron una campaña de casi 12 meses contra la empresa, que llegó a 86 países e incluso atrajo a trabajadores extranjeros que visitaron Estados Unidos para prestar su apoyo.

Entérate: Artistas hacen eco de protestas sociales

Grupos sindicales han utilizado tácticas multinacionales de protesta en los últimos años, como la campaña de 20 años de "Justicia para Conserjes" de la Service Employees International Union -uno de los organismos que han apoyado a los trabajadores de comida rápida- que ha llegado al personal de intendencia en Canadá.

150 ciudades en huelga

Los trabajadores de comida rápida planean irse a huelga en 150 ciudades el jueves, incluidas 33 ubicaciones internacionales. Hay una protesta planeada en un Burger King de Alemania, se han programado huelgas en restaurantes de comida rápida en Venecia, Milán y Roma. Y una manifestación tendrá lugar en un McDonald's de Buenos Aires. Hay cinco flash mobs (multitud relámpago) previstos en cinco McDonald's de Filipinas. Los trabajadores en ciudades de Estados Unidos irán a huelga el jueves también, lo cual incluirá paros por primera vez en Filadelfia, Sacramento, Miami y Orlando.

“La Lucha por 15 (The Fight for 15) en Estados Unidos ha llamado la atención de los trabajadores en todo el mundo en una industria global de la comida rápida donde los trabajadores se han movilizado recientemente”, dice Ron Oswald, secretario general de la International Union of Food, Agricultural, Hotel, Restaurant, Catering, Tobacco, and Allied Workers' Association; un grupo que está ayudando a organizar las protestas.

Artículo relacionado: EU: alza al salario mínimo, ¿positivo?

La protesta obrera mundial no es una idea nueva, ¿pero es efectiva?

En realidad, sí, dice Bronfenbrenner, en concreto porque los trabajadores en el extranjero son más propensos a protestar contras las condiciones de trabajo que los estadounidenses. “Las protestas globales no son fáciles, pero son más fáciles de lograr que las huelgas a nivel nacional en Estados Unidos. Lugares de Sudamérica o Sudáfrica tienen una mucho mayor tradición de hacer huelgas solidarias que nosotros (en Estados Unidos).

Las huelgas y los boicots son especialmente efectivos si son dirigidos a regiones que una empresa quiere hacer crecer. “Todo se trata de investigar a las empresas y comprender donde está su crecimiento y su ganancia”, dice Bronfenbrenner. “Si (los trabajadores) pueden lograr (protestas) en esos países, es más importante”.

Entérate: EU: cómo vivir con 2.13 dólares la hora

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por si sirve de algo, McDonald's dijo en su más reciente reporte de ganancias a finales de abril que no veía oportunidades de crecimiento en Reino Unido, Rusia, Francia y China. Los trabajadores de comida rápida no han planeado ninguna huelga en Rusia, Francia o China, pero se planea que los manifestantes acudan a restaurantes de McDonald's en 20 ciudades del Reino Unido.

“No hay una varita mágica”, dice Bronfenbrenner, pero un movimiento global ayuda a “mostrar que la empresa es más grande que un solo país, y que tendrán que lidiar con trabajadores de todas partes”.

Ahora ve
Estos fueron los autos más vendidos en México durante 2017
No te pierdas
×