China, lejos de tener su momento Lehman

La desaceleración de la economía del gigante asiático puede ser algo positivo, dice Paul La Monica; esta relajación financiera puede ayudarle a desactivar su creciente burbuja inmobiliaria.
bandera china  (Foto: Getty)
Paul R. La Monica*

Si crees que el mercado de valores es un organismo racional con un historial perfecto en lo que respecta a los pronósticos, entonces debes estar muy preocupado por China.

Afortunadamente, el mercado al menudeo está muy, muy equivocado. Las acciones chinas se han rezagado respecto al resto del mundo desde hace algún tiempo. El Shanghai Composite ha caído este año, mientras que el Dow y el S&P 500 sigue su racha de máximos. ¿La razón? Casi cualquier persona y la madre de cualquier persona creen que la economía de China está condenada a un gran retroceso, el consabido aterrizaje brusco.

No me malinterpreten. Hay razones para preocuparse. El sector inmobiliario de China sin duda tiende a una burbuja. Y la mayoría de los datos económicos provenientes de China evidentemente apuntan a niveles más bajos de crecimiento. ¿Pero un aterrizaje brusco? Mucha gente con la que he hablado piensa que los inversores están actuando como gallinas al mirar hacia China.

“Por primera vez en mucho tiempo, estoy mucho menos preocupado por una desaceleración en China porque todo el mundo está preocupado”, dijo Jim Oberweis, cogerente de Oberweis China Opportunities Fund.

Nota relacionada: ¿Por qué China odia ser el número uno?

Oberweis concede que el mercado inmobiliario al rojo vivo de China necesita enfriarse y que podría haber problemas para los bancos. Pero eso no es un secreto. Agrega que los inversionistas están valorando el mercado de valores de China como si un evento tipo Lehman en 2008 estuviera en el horizonte inmediato.

Así que, es difícil imaginar un escenario en el que las acciones chinas caigan más dramáticamente. Si estás preocupado acerca de las burbujas del mercado y las acciones sobrevaluadas, basta con ver la tabla de abajo. La relación precio/ganancias de las grandes acciones chinas -como son seguidas por el ETF iShares MSCI China (MCHI)- se ubica 50% más abajo que la de las acciones estadounidenses y japonesas.

Robert Howe, director general de Geomatrix, un fondo de cobertura con sede en Hong Kong, dijo que los inversores están subestimando la voluntad del Gobierno de China para actuar agresivamente para mantener la economía marchando a buen ritmo.

Howe dijo que una razón por la cual el mercado de valores de China tuvo un desempeño inferior durante los últimos años es porque la preocupación más legítima era la inflación. Así que, el banco central de China no podía permitirse ser tan relajado en su política monetaria. Con el PIB de China desacelerándose a 7.4% en el primer trimestre, existieron voces que pedían más estímulos.

Y si China ahora entra en un método de relajación cuantitativa como el de Estados Unidos y Japón para combatir las preocupaciones de un verdadero estallido de la burbuja inmobiliaria, entonces eso será visto de manera positiva por los inversionistas.

“China va a salir de esto. Pekín está muy enfocado en el problema de la deuda de bienes raíces”, dijo. “Pero muchas empresas que están bien posicionadas para el crecimiento son demasiado baratas. Pagan justos por pecadores en el sector de bienes raíces”.

Howe dijo que dos empresas industriales que él cree que han sido injustamente tratadas son HollySys, una empresa de tecnología de automatización similar a Honeywell, y la firma cotizada en Hong Kong, China Water Affairs.

Vale la pena señalar también que la economía de China está atravesando un bache ligero, todo es relativo. El crecimiento del 7.4% es la envidia de casi todas las economías del planeta.

Nota relacionada: OCDE ve menor crecimiento en emergentes

Con esto en mente, Hurst Lin, socio general asentado en Pekín de la firma de capital de riesgo DCM, dijo que, para muchos chinos en las ciudades más grandes del país, la economía no parece estar mostrando señales significativas de perder impulso.

“Ha habido comentarios sobre un aterrizaje brusco de China de forma intermitente desde hace más de dos años”, dijo Lin. “No está claro si existe una razón real para estar preocupado o si es sólo un caso de la prensa occidental diciendo que es así”.

Lin es un cofundador de la empresa de medios de comunicación China -y componente de CNNMoney Tech 30- Sina. Ha invertido en varias otras firmas de comercio electrónico chinas, mientras que estaba en DCM y dice que los consumidores de la clase media siguen gastando de manera bastante fuerte, sobre todo en artículos de viaje y de lujo.

Una agencia de viajes china respaldada por DCM, Tunio, salió a Bolsa la semana pasada en Estados Unidos y sus acciones se están negociando casi 15% arriba del precio de su Oferta Pública Inicial.

Howe cree que invertir en el consumidor chino en el largo plazo tiene sentido. Dijo que algunas de las acciones de minoristas son buenas gangas debido a los temores irracionales de que la próximamente pública Alibaba “aplaste a todos”. Es dueño del sitio de información de fijación de precios automotrices Bitauto, y de la firma de listado de bienes raíces E-House.

En cuanto a Alibaba, Howe llegó a decir que tendría cuidado con esa acción una vez que debute porque probablemente su precio será fijado en una alta valoración. Dijo que los inversionistas podrían subestimar las preocupaciones de que Alibaba enfrente mayor competencia por parte de los otros dos gigantes establecidos de Internet en China: Baidu y Tencent.

Así que ¿a dónde irá China a partir de aquí? Los días de crecimiento del PIB de dos dígitos se han terminado. Pero eso no es necesariamente algo malo, sobre todo porque esa expansión vertiginosa ayudó a alimentar la burbuja inmobiliaria en primer lugar.

Peter Pham, director gerente del fondo de cobertura Phoenix Capital y gerente de cartera del fondo Prestige Global Growth & Income, dijo que la economía china probablemente siga creciendo más del 7%; un poco menos de que lo que el Gobierno podría querer pero difícilmente un desastre.

“El Gobierno de China reconoce que tiene un gran problema con el tipo y la calidad de la deuda que existe y se está moviendo agresivamente para revertir ese crecimiento”, dijo Pham, quien está asentado en la ciudad de Ho Chi Minh, en Vietnam. “Esto no es considerado un aterrizaje brusco sino más bien un reflejo de las reformas y podría ser visto como sostenible”.

Añadió que un verdadero aterrizaje forzoso sería que el crecimiento del PIB cayera en el rango de entre 4% y 5%. Eso probablemente no parezca probable. Aparte de eso, piensa que las acciones chinas se recuperarán y que las empresas que tienen vínculos con la clase media aún emergente son las mejores apuestas.

En otras palabras, China podría haber aprendido a domar su dragón económico.

*Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva de Paul R. La Monica, quien aparte de Time Warner, Abbott Laboratories y AbbVie no posee ninguna posición accionaria.
Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×