Recuperación de México, insuficiente

La baja en el pronóstico para este año significará que se dejen de crear unos 250,000 empleos; Hacienda pierde credibilidad cada vez que recorta sus pronósticos, aseguran analistas.
Débil crecimiento  (Foto: Getty)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El viernes pasado se confirmó lo que lo que diversos indicadores revelaban: la economía mexicana está estancada y el consenso de los analistas estima que la tan ansiada recuperación comience en el segundo semestre del año, pero lo cierto es que el crecimiento esperado para todo 2014, de 2.5% en promedio, sigue en línea con el de las dos últimas décadas.

“La economía se recuperará este año, pero el crecimiento será débil, en línea con el promedio de los últimos 20 años”, comentó la directora de análisis económico de Banco Base, Gabriela Siller, quien prevé que el crecimiento de este año sea de 2.3% a 2.6%.

La Secretaría de Hacienda recortó el viernes pasado su meta de crecimiento para el Producto Interno Bruto (PIB) de 3.9% a 2.7%, después de reconocer que en el primer trimestre el PIB se expandió solo 0.28% respecto al periodo octubre-diciembre de 2013.

El recorte de 1.2 puntos porcentuales en el pronóstico de Hacienda sin duda impacta en los mexicanos. De acuerdo con Gerardo Esquivel, investigador del Colegio de México (Colmex), implica que las expectativas de creación de empleos serán menores.

Un recorte de 1% en la estimación del PIB significa que se dejarían de crear 250,000 empleos, por lo que esto tendrá repercusiones negativas para la gente que pierda su trabajo o para quienes quieran ingresar al ya de por sí debilitado mercado laboral.

“Además, tiene impactos para tratar de resolver problemas sociales”, dijo el académico del Colmex.

Artículo relacionado: Empleos en México, pocos y malos

El camino a la mejora

Siller espera que en el tercer trimestre comience a consolidarse la recuperación económica, impulsada principalmente por el sector manufacturero, el cual será favorecido por un mayor crecimiento de Estados Unidos, que apuntalará en primera instancia subsectores como el automotriz y de autopartes.

Éste es un sector clave para la industria, pese a que las ventas de autos en México cayeron 8% en abril, las exportaciones de automóviles, que representan gran parte del total de las ventas al exterior, crecieron 9%.

Se espera que la minería, favorecida por el repunte en los precios del oro y la plata y el repunte del sector de la construcción contribuirán a apuntalar a la alicaída economía.

Esquivel, quien espera un avance del PIB de entre 2.1 y 2.3% para 2014, coincide en que sí habrá recuperación, pero el tema es cuán rápida y en que magnitud será para poder alcanzar el nuevo estimado de 2.7% de Hacienda.

Explicó que si este año se consigue un crecimiento de aproximadamente 2.5% con esto se tendría un promedio de 1.8% anual en el primer bienio del actual gobierno, esto es, igual a la tasa anual media de crecimiento de la población de 1.8%  durante 2005-2010, lo que representa que el ingreso per cápita no ha crecido.

Los especialistas coincidieron en que mientras que no haya una mejoría en la economía difícilmente se puede esperar una recuperación en la confianza del consumidor, golpeada por la reforma fiscal que ha impactado en el consumo, por que espera que los efectos de la reforma hacendaria se diluyan en el corto plazo para que el consumo se reactive.

Para Siller, mientras no se aprueben las leyes secundarias y no se materialicen las inversiones por la reforma energética será más difícil que el mercado interno pueda reactivarse, ya que no se generan empleos y por lo tanto no se incrementa el consumo.

Falta de credibilidad

Los economistas coincidieron en que el recorte en la meta de crecimiento de Hacienda fue sorpresivo y drástico y podría obedecer a que con esto se evitaría realizar nuevos ajustes o por lo menos a que el siguiente sea menor.

Artículo relacionado: Hacienda reduce pronóstico del PIB

Esquivel, comentó que el secretario de Hacienda pierde credibilidad cada vez que se hace un anuncio para recortar la meta de crecimiento. Basta mencionar que en 2013 realizó tres ajustes a la baja para su meta de crecimiento desde 3.5 a 1.3%, sin embargo el PIB creció 1.1% al cierre de año.

“Lo que hizo Hacienda fue reconocer que la economía venía bastante lenta. El consenso de los analistas antes de esto estaba en 3% por lo que seguramente también se ajustará”, comentó Jonathan Heath, vicepresidente del indicador del IMEF.

Ahora ve
Generar bitcoins consume electricidad suficiente para 3 millones de casas
No te pierdas
×