El estímulo del BCE enfrenta obstáculos

El intento de animar la economía europea se frenaría por perfiles de crédito riesgosos de empresas; la tasa de depósitos negativa puede llevar a que los bancos ubiquen sus recursos en otras naciones.
draghidos  (Foto: CNN)
Francisco Rivera
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las medidas del Banco Central Europeo (BCE) para alentar los préstamos bancarios en la eurozona y evitar una deflación pueden verse obstaculizadas por la incertidumbre sobre la calidad de pago de los solicitantes de crédito y una reacción contraria de los bancos, consideraron analistas.

El BCE llevó este jueves su tasa de depósito a terreno negativo al ubicarla en -0.10%, lo que implica que por primera vez el organismo cobrará a las instituciones financieras por dejar fondos en el Banco Central, en un intento por forzarlos otorgar créditos hacia empresas pequeñas y medianas.

La institución liderada por Mario Draghi, que es la encargada de dirigir la política monetaria en los países que tienen el euro como moneda, también recortó su tasa de referencia a 0.15%, redujo la tasa de préstamos de emergencia a 0.40% e instauró un plan para inyectar más dinero al bloque.

"El Banco Central bajó el costo para los bancos de llevar dinero a sus bóvedas, pero los bancos pueden subir sus tasas si consideran que el solicitante es riesgoso y eso puede frenar un poco las medidas adoptadas”, dijo el académico del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), Germán Rojas.

Para los expertos, las medidas del Banco Central Europeo no atienden los problemas más importantes de la economía del bloque.

"No creemos que los recortes en las tasas de interés hagan una diferencia en la economía. El crédito no se está contrayendo porque la demanda sea insuficiente y necesite ser animada con menores costos de financiamiento. En su lugar, los bancos no están prestando porque están preocupados por los requerimientos de capital", dijo Carl Weinberg, economista en jefe de la firma High Frequency Economics.

En otras palabras, los grandes bancos europeos aún están sanando las heridas de la crisis financiera y simplemente no son lo suficientemente saludables para prestar más, sin importar dónde estén las tasas de interés, de acuerdo con la revista Fortune.

Además, las economías de algunos países como España y Grecia están tan debilitadas que no hay demanda para créditos, y si la hubiera no hay prestatarios confiables.

“Están obligando a los bancos a que presten y a lo mejor los individuos que le van a pedir prestado siguen siendo igual de riesgosos o más. Este sí es un impuesto porque (el BCE) les está quitando recursos a los bancos”, agregó Rojas.

En ese sentido, la decisión de política monetaria puede ser considerada muy agresiva y los bancos estudiarían sacar de Europa parte de sus recursos a naciones emergentes como México, donde las tasas de interés son más altas.

“Probablemente los bancos estén pensando en un Plan B. A lo mejor van a canalizar algo de sus recursos y quizá otra parte se vaya a las subsidiarias que tienen en otras partes del mundo, y los flujos de efectivo empiecen a moverse”, dice Oliver Ambia, director de la Licenciatura en Administración Financiera en el Tecnológico de Monterrey campus Santa Fe.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por ello, las empresas del bloque deben hacer propuestas rentables y atractivas a la banca.

“Se requiere que los que van a pedir prestado vean que hay buenas posibilidades de tener negocios rentables, de que las personas quieran gastar y de que se pueda bajar el riesgo de los que piden prestado. Y para ello se necesita mejorar el ambiente de negocios, que haya más actividad financiera”, señaló Rojas.

Ahora ve
Te decimos lo que debes saber del Xbox One X
No te pierdas
×