Ucrania, un país sumido en la recesión

El país ha evitado la quiebra con un rescate del FMI pero no el deterioro económico; los ucranianos han perdido poder adquisitivo y su nivel de vida es muy bajo.
ucrania  (Foto: Reuters)
KIEV (Reuters) -

El presidente Petro Poroshenko toma las riendas de una Ucrania salvada de la bancarrota con la ayuda masiva de los occidentales, pero que está sumida en una recesión que se agrava con la tensión en su industria.

"La situación es difícil, aunque no es tan mala como en 2008-2009. La gente ve como bajan sus ingresos. Por el momento, la población está dispuesta a soportar el dolor pero con el tiempo esta tolerancia decaerá", asegura Olena Bilan, economista de Dragon Capital en Kiev.

Tres meses y medio después de la caída de Viktor Yanukovich, el Fondo Monetario Internacional aprobó un rescate de 27,000 millones de dólares para ese país, de los cuales ya se han entregado 3,2000 millones de dólares.

Como consecuencia, la moneda nacional, la grivna, se ha estabilizado, tras perder un tercio de su valor entre diciembre y abril, mientras que las reservas de divisas suben.

"Hemos aguantado el tirón y evitar esa palabra horrorosa que es la quiebra. Se han pagado todos los gastos sociales, jubilaciones y salarios", afirmó este viernes el primer ministro Arseni Yatseniuk, al hacer un balance de sus primeros 100 días en el cargo.

Pero los efectos de la crisis financiera apenas empiezan a sentirse.

La caída de la moneda provocó un aumento de los precios de los productos importados, sobre todo de los carburantes, que repercute progresivamente en la población. La inflación superará probablemente el 10% en los próximos meses, cercenando el poder adquisitivo.

Y todo apunta a que la población no se resignará fácilmente, sobre todo ante las medidas impopulares adoptadas para obtener la ayuda del FMI, como la congelación de las jubilaciones y el alza en el precio del gas.

"La situación es catastrófica, el nivel de vida de la población es muy bajo, los capitales salen del país. El poder que ha sustituido a Yanukovich no ha cambiado nada en el plano económico", indica el ex diputado Guenadi Balachov, quien actualmente es promotor inmobiliario y dirige un movimiento empresarial.

Además, la actividad económica sigue cayendo. El FMI prevé para este año una baja del 5% en el PIB, aunque los expertos son más pesimistas al respecto.

"La economía seguirá siendo el talón de Aquiles de las autoridades ucranianas", dice la economista Lilit Georgyan.

La analista también teme por la industria debido a que depende mucho de Rusia, porque un cuarto de las exportaciones ucranianas son enviadas a ese país.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por su parte, el economista Olexandre Jolud dice que el deterioro continúa y no se prevén mejoras este año.

Artículo relacionado: Putin culpa a Ucrania por crisis gasera

Ahora ve
Los 10 escándalos de empresas en México durante el 2017
No te pierdas
×