Mexicanos, pesimistas para comprar autos

La venta de autos nuevos subió solo 0.8% en mayo, lo que evidencia el débil consumo interno; el dato contrasta con las cifras récord en producción y exportación que divulgó la AMIA.
autos  (Foto: Getty)
Karina Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La venta de vehículos nuevos en México, uno de los mayores exportadores de autos del mundo, subió apenas 0.8% en mayo, lo que evidencia la debilidad del consumo interno, señalada como uno de los factores del mediocre crecimiento económico.

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) dijo este martes que las ventas acumuladas en lo que va del año mostraron un descenso de 0.5% a 416,233 unidades.

“La menor actividad hace que cuando la gente no tenga certidumbre sobre la condición (económica) actual, se siente menos confiada en adquirir bienes durables como los autos”, dijo en entrevista el analista de la firma Consultores Internacionales, Mario Rodarte.

Los datos de la AMDA se comparan desfavorablemente con la información que dio este lunes la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) al reportar un alza récord del 12.5% en su producción y de 22.7% en sus exportaciones de mayo.

En México están instaladas grandes armadoras como la estadounidense Ford, la japonesa Nissan y la alemana Volkswagen, pero su industria está orientada primordialmente a la exportación, sobre todo hacia el mercado estadounidense.

“Esto significa que (el sector automotriz) va a ser uno de los elementos que va a contribuir para que el crecimiento económico en la segunda mitad del año sea mayor a lo observado. Puede contribuir en cerca de 2.5 puntos porcentuales en el crecimiento de las manufacturas, las cuales pesan alrededor del 20% del PIB", dijo en entrevista el analista de Banamex, Eduardo González. 

Sin embargo, la venta de autos en México no ha logrado repuntar como debería ante la poca confianza de los consumidores por la reforma fiscal, que estableció nuevos impuestos a las bebidas azucaradas, comida chatarra y otros productos y servicios, y que llevaron a la inflación a altos niveles en enero.

Además, los concesionarios suelen quejarse de que las ventas de autos usados que llegan de Estados Unidos golpean su negocio, así como el escaso financiamiento para la compra de vehículos nuevos.

“Las ventas en el mercado interno se han debilitado por un lado, por una diminución en el índice de confianza de los consumidores (mexicanos) y también al impacto en la inflación, en donde vimos que en la rama de alimentos hubo una mayor inflación, esto trajo como consecuencia una reducción en los ingresos que tienen las familias para adquirir bienes durables, en este caso, los automóviles”, dijo el experto Mario Rodarte.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Rodarte agregó que para impulsar las ventas de autos en el país, la industria podría cabildear con el Gobierno para que se entreguen créditos para la adquisición de automóviles y vehículos privados, así como incentivar la renovación del parque vehicular de pasajeros.

¿Qué te ha frenado para adquirir un vehículo nuevo? Comenta en Twitter y Facebook.

Ahora ve
Las razones que hacen del aguacate el “oro verde” de Michoacán y de México
No te pierdas
×