4 riesgos para los mercados emergentes

Los inversores deben vigilar los vientos en contra que podrían provocar un colapso en estos países; por ejemplo, perder el Mundial puede desencadenar una crisis política en Brasil.
Dilma Rousseff  (Foto: CNN)
Alanna Petroff
LONDRES -

Los mercados emergentes se han recuperado este año, pero los inversores deben andar con cuidado para evitar que el auge se convierta en un colapso en el segundo semestre.

El índice de referencia MSCI de Mercados Emergentes ha subido 6% desde el 1 de enero hasta alcanzar niveles no vistos en más de un año. Las acciones de algunos países se han desempeñado mucho mejor: Turquía e Indonesia han subido 14%, mientras que India ha registrado un impresionante aumento del 22%.

Estos son cuatro riesgos que los inversores deben tener vigilar cuidadosamente durante el resto de 2014:

1. La reducción de la Reserva Federal: Los mercados emergentes sufrieron un resfriado a finales del año pasado por temores a que el dinero fluyera de regreso a Estados Unidos a medida que la Fed comenzaba a reducir el flujo de dinero fácil.

El enfoque lento y constante de la presidenta de la Fed, Janet Yellen, ha tranquilizado a los inversores en lo que va del año, dijo Angus Campbell, analista cambiario de FxPro en Londres.

“Pero gestionar la salida (de inversiones) es clave para evitar cualquier posibilidad de que se produzca una crisis completa en los mercados emergentes”, dijo.

El efectivo barato ha mantenido bajos los rendimientos de los bonos gubernamentales durante años y ha alentado a los inversores a buscar rendimientos más riesgosos en acciones y en los mercados emergentes.

Pero se espera que el programa de compra de bonos de la Fed termine a finales de este año, y los inversionistas estarán buscando pistas sobre el momento en que se dé un alza en las tasas de interés en Estados Unidos. Este jueves, fueron vendidos bonos del Tesoro, provocando un aumento de los rendimientos, después de que un reporte laboral más fuerte proporcionara evidencia de que la economía está ganando ritmo después de un mediocre primer trimestre.

2. Los riesgos políticos abundan: Algunas de las principales economías en desarrollo -entre ellas Indonesia, Turquía y Brasil- tienen elecciones cruciales en el futuro cercano.

Las elecciones presidenciales indonesias están programadas para el 9 de julio. Las encuestas de opinión muestran que el candidato proempresarial Joko Widodo -conocido como Jokowi- enfrenta una carrera muy reñida. La derrota de Jokowi podría provocar que los inversores vendan.

En Turquía, se espera que el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, gane las elecciones presidenciales del 10 de agosto. Las confrontaciones de Erdogan con manifestantes antigubernamentales han asustado a los mercados previamente, y él es conocido por tratar de influenciar las decisiones de los bancos centrales.

“Los inversores deben prepararse para un estilo más errático e intrusivo de formulación de políticas y gobernabilidad”, advirtió Wolfango Piccoli, director gerente de la firma de asesoría Teneo Intelligence.

Las elecciones presidenciales de Brasil en octubre también están poniendo nerviosos a los inversores. Se espera que Dilma Rousseff gane un segundo mandato, pero los economistas han advertido que su destino podría depender de que Brasil gane la Copa del Mundo. Si Brasil pierde, podría desatar una ira renovada por el enorme costo de la organización del torneo.

3. Economía incierta: Desafíos profundamente arraigados: como la desaceleración del crecimiento económico, la elevada inflación y una dependencia hacia el capital extranjero podrían volver a acosar a algunos mercados emergentes en los próximos meses.

Brasil, India, Indonesia, Turquía y Sudáfrica fueron llamadas el año pasado las 'Cinco Frágiles' por Morgan Stanley porque tienen estos riesgos en común. Poco parece haber cambiado desde entonces.

“Ninguno de estos cinco países han logrado descartar su pertenencia a los llamados Cinco Frágiles”, dijo Piccoli de Teneo Intelligence.

Aún así, las perspectivas económicas de India han estado mejorando desde que el primer ministro Narendra Modi fue elegido para el cargo bajo las promesas de reformas. Los inversores estarán a las indicios de sus acciones cuando su primer presupuesto sea publicado el 10 de julio.

Una creciente dependencia al crédito en países como China, Brasil y Tailandia plantea otro riesgo. Al igual que mercado inmobiliario en enfriamiento en China, que podría perjudicar a los exportadores de materias primas en América Latina y partes de África.

4. Un aumento en los precios del petróleo: Los inversores parecen estar relajados acerca de la continua crisis en Irak. Los precios del petróleo se dispararon brevemente en junio cuando militantes islámicos avanzaron a través del norte de Irak, pero han caído desde entonces, en parte debido a los reportes de que Libia podría reiniciar sus exportaciones.

Cualquier interrupción significativa de las exportaciones de petróleo de Irak, el segundo mayor productor de la OPEP, enviaría los precios mundiales de vuelta a un alza y podría afectar el crecimiento global.Los mercados emergentes que dependen en gran medida de las importaciones de petróleo, como Turquía e India, serían los más afectados, dijo Craig Botham, economista de mercados emergentes de Schroders.

Ahora ve
Sobrinos de la primera dama venezolana son sentenciados a 18 años de prisión
No te pierdas
×