Banco portugués pone nervioso al mercado

El principal accionista de Espirito Santo decidió suspender transacciones de sus acciones y bonos; la decisión encendió las alarmas sobre la salud del sistema financiero de Europa.
BES  (Foto: CNN)
LISBOA (CNN) -

Espírito Santo Financial Group (ESFG), el mayor accionista del Banco Espírito Santo de Portugal (BES), dijo este jueves que decidió suspender las transacciones de sus acciones y bonos, citando "dificultades materiales" en la compañía matriz ESI.

El conglomerado Espírito Santo International (ESI) ha estado bajo escrutinio desde que una auditoría en marzo halló irregularidades en el grupo, de propiedad de la familia Espírito Santo que fundó el BES, que es el mayor banco portugués por activos que cotiza en la Bolsa.

La familia perdió el control de BES en una emisión de acciones el mes pasado.

"Debido a las dificultades materiales en curso en su mayor accionista Espírito Santo International S.A. (ESI) y a la exposición de ESFG a esa compañía, ESFG ha decidido suspender sus acciones y bonos, incluyendo al bono emitido por su subsidiaria (...) Espírito Santo Financiere", afirmó en un comunicado al regulador de mercados en Portugal.

"ESFG está evaluando actualmente el impacto financiero de su exposición a ESI", agregó.

Las acciones de ESFG, que usualmente son poco transadas y que han perdido 57% de su valor en el último mes, caían 8.9% antes de la suspensión.

Las acciones de BES aceleraron su caída tras la suspensión y perdían 11% por preocupaciones persistentes de que la base de capital de su prestamista pudiera ser afectada por los problemas de su accionista.

El ruido alrededor de Banco Espírito Santo ahogaban cualquier respaldo a la confianza derivado de la lectura de las minutas de la más reciente reunión de política monetaria de la Reserva Federal estadounidense.

Los mercados bursátiles en Alemania y Francia caían alrededor de 1.5%, mientras que la Bolsa de Noruega retrocedía 2%, afectada también por los malos resultados de su mayor prestamista comercial.

Los rendimientos de los bonos de Portugal a 10 años subieron 14 puntos básicos al 3.82%. Previamente se habían disparado a 30 puntos básicos.

Fuentes dijeron a Reuters el miércoles que el grupo Espírito Santo considera swaps de deuda por acciones y que podría pedir más tiempo para pagar sus deudas mientras enfrenta problemas financieros y agregó que el plan de reestructuración aún no está listo.

ESI también ha fallado a la hora de reembolsar a tiempo a algunos de sus tenedores de deuda.

ESFG afirmó recientemente que su exposición a ESI y a Rioforte —otro conglomerado de la familia— subió a 2,350 millones de euros a fines del mes pasado, desde 1,370 millones de euros a fines del 2013.

Según el periódico Diario Económico, ESI tiene una deuda de 7,000 millones de euros (9,600 millones de dólares).

Autoridades de Luxemburgo dijeron el mes pasado que habían iniciado una investigación sobre ESI por supuestas violaciones de leyes corporativas.

 

Ahora ve
Los 10 escándalos de empresas en México durante el 2017
No te pierdas
×