ExRepecos recibirán subsidio del IMSS

Los pequeños contribuyentes podrán acceder a un apoyo por 10 años para cumplir con sus cuotas; sin embargo, el IMSS enfrenta presiones financieras y una infraestructura limitada.
pago de impuestos  (Foto: Thinkstock)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los 4.1 millones de contribuyentes que tributan en el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), entre los que se encuentran las personas que cotizaban en el Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos), obtendrán un subsidio por 10 años aplicable al pago de las cuotas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Durante los dos primeros años, los RIF recibirán un subsidio para las cuotas del IMSS del 50%; en los años tres y cuatro será de 40%; para el quinto y sexto de 30% y para el séptimo y octavo año bajará a 20%; para el último bienio será de 10%.

“Se deben registrar como patrón ante el IMSS y afiliar a sus trabajadores para que cuenten con el beneficio, así como los del Infonavit. Es una obligación, si no cumplen y el IMSS y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) lo descubren les exigirán las cuotas sin subsidio”, explicó el presidente de la Comisión de Auditoría Fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México, José Rodríguez.

Para recibir la subvención, el trabajador deberá tener como ingresos hasta un máximo de tres salarios mínimos al mes, unos 5,700 pesos, ya que el apoyo está enfocado para micro y pequeñas empresas o trabajadores independientes.

El monto de la cuota depende del sueldo del trabajador y de la prima de riesgo (que está en función del tipo de trabajo que realice).

Si se considera el máximo de los tres salarios mínimos, la cuota oscila en 800 pesos, explicó el Presidente de la Comisión Representativa de Seguridad Social del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, Javier Juárez Ocotencatl.

Presión para el IMSS

Los contribuyentes que requieran de acceso al servicio de salud podrían verse beneficiados; sin embargo, el ingreso de nuevos usuarios representará una fuerte carga para las finanzas del IMSS, así como para sus cuestionados infraestructura y servicios.

Cifras de Hacienda indican que de enero a mayo, el IMSS registró un déficit de 79,263 millones de pesos (mdp). Es decir, en ese periodo el Instituto registró ingresos de 97,184 mdp, pero su gasto neto sumó 176,447 mdp. Tan solo por pensiones y jubilaciones el IMSS erogó 94,544 mdp.

Condiciones para el subsidio

El apoyo será para los trabajadores cuyos patrones estén sujetos al RIF, así como a los subordinados de los patrones que hasta 2013 tributaban en los regímenes general o intermedio y cuyos ingresos no hayan superado los dos millones de pesos, según las reglas publicadas en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

La subvención se contempla para los trabajadores en industrias familiares; personas independientes, como comerciantes en pequeño, artesanos o trabajadores autoempleados como plomeros, electricistas, entre otros. Además se requiere que no hayan cotizado al IMSS o aportado al Infonavit durante 24 meses previos a la fecha de presentación de la solicitud del subsidio.

El apoyo terminará cuando se incumplan las cuotas, no soliciten la renovación de su aseguramiento voluntario o pretendan disminuir el salario. Cabe mencionar que en febrero de cada año tienen que presentar una declaración del grado de riesgo del trabajo que se realiza.

“Lo que aún no queda claro es que si un trabador requiere de incapacidad recibirá el salario completo o solo en un porcentaje” comentó Javier Juárez.

Lo anterior, debido a que actualmente cuando un trabajador se incapacita por enfermedad solo recibe un porcentaje de su salario y no la totalidad.

José Rodríguez comentó que los contribuyentes del RIF deberán asesorarse con un profesional para conocer sus nuevas obligaciones ante el IMSS.

Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×