Construcción, débil pese a mayor gasto

La industria padece una fuerte crisis aunque el Gobierno presume haber elevado sus erogaciones; la construcción se enfrenta a cuellos de botella y burocracia, señalan especialistas.
construccion  (Foto: Thinkstock)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El sector de la construcción en México se encuentra débil y parece que no hay quien pueda revivirlo, pues a pesar de que el Gobierno federal ha incrementado su gasto en 38% la industria sigue sin repuntar.

El gasto en inversión física se incrementó 37.9% en términos reales anuales durante los primeros cinco meses del año, señala el reporte de Finanzas Públicas de la Secretaría de Hacienda.

En tanto que el valor de producción de las empresas constructoras cayó 3.7% anual de enero a abril pasados, debido a la caídas en sus tres subsectores: la edificación se redujo 4.7%; la construcción de obras de ingeniería civil bajó 2.2%, y el de trabajos especializados se contrajo 5.3%, de acuerdo con las cifras más recientes del INEGI.

La construcción representa cerca del 7% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

“Una cosa es el dinero que el Gobierno ya mandó, pero otra que ya se haya ejercido. También gasta mal, si compra un WC para un edificio siempre paga más y la diferencia se va a otros bolsillos […] hay burocracia, corrupción”, refirió Jonathan Heath, vicepresidente del Comité Indicador del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Manuel Molano, integrante del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), criticó que la actual administración gasté en obras que no agregan valor real a la economía.

Por su parte, el economista en jefe de Barclays México, Marco Oviedo, indicó que uno de los problemas deriva de los procesos burocráticos que enfrentan los proyectos.

“Es un tema de tiempos, no de si se gasta bien o mal. Los retos son cómo acelerar los cuellos de botella”.

Comentó que el ambicioso Plan Nacional de Infraestructura (PNI) tardará en reflejarse en la economía, debido a que los proyectos primero deben licitarse, por lo que los resultados se verían a partir de 2016 o 2017.

El derrumbe de la vivienda

Luego de que la administración del presidente Felipe Calderón impulsara la vivienda de interés social principalmente en lugares apartados de servicios básicos y de los principales centros de trabajo, este tipo de construcción se detuvo y meses después la situación financiera de Geo, Homex y Urbi los arrastró a una grave crisis.

“A los desarrolladores de vivienda se les paró en seco porque nadie quería esas casas, y en 2013 se cambiaron las reglas de operación que entraron en vigor apenas este año”, señaló Heath.

Expertos consideraron que el repunte de la vivienda podría tardar más de lo esperado pues ahora los desarrolladores deben adecuarse a las nuevas reglas que privilegian la construcción vertical y en centros urbanos.

¿Y la recuperación”

Los analistas coinciden en que durante la segunda parte del año, el sector empezará a dar muestras de recuperación.

Por lo pronto destaca que el subsector de trabajos especializados de la construcción podría recuperarse pronto ante el avance de las remesas, pues ya llevan 10 meses de recuperación, luego de 14 meses consecutivos de caídas ante el débil desempeño del sector inmobiliario estadounidense.

Ahora ve
Estos fueron los autos más vendidos en México durante 2017
No te pierdas
×