Senado avala Ley de Industria Eléctrica

El pleno aprobó el nuevo estatuto que contiene reglas para abrir a particulares el mercado; los interesados en participar tendrán que solicitar permiso a la Comisión Reguladora de Energía.
senado  (Foto: Notimex)
Mauricio Torres
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

El pleno del Senado mexicano aprobó la nueva Ley de la Industria Eléctrica, que contiene las reglas para abrir a particulares el mercado de la generación y el suministro de electricidad.

La aprobación en lo particular ocurrió durante las primeras horas de este domingo, por 88 votos a favor y 26 en contra, en la tercera jornada de sesiones extraordinarias de la Cámara alta para discutir las leyes secundarias de la reforma energética. El aval en lo general se registró la noche del sábado por 92 votos a favor y 27 en contra.

El dictamen avalado —que también incluye la nueva Ley de Energía Geotérmica y cambios a la Ley de Aguas Nacionales— señala que los particulares interesados en generar y suministrar electricidad tendrán que solicitar permiso a la Comisión Reguladora de Energía (CRE), el órgano regulador del sector.

Además, deberán pagar los derechos correspondientes, informar de su capacidad "legal, técnica y financiera", así como describir el proyecto que busquen llevar a cabo.

De serles entregado, el permiso podrá ser revocado si no inician actividades en los plazos establecidos, si suspenden el suministro por causa injustificada, si discriminan a los usuarios o si violan las tarifas aprobadas, entre otras causas.

Los senadores del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del opositor Partido Acción Nacional (PAN), partidarios de la reforma energética propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto —la cual fue promulgada en diciembre de 2013—, afirmaron durante la sesión que la apertura del mercado generará competencia y mejores tarifas para la población.

"Con más competencia se benefician los usuarios, con más competencia la luz será más barata, remitámonos a las pruebas. La competencia en el mercado eléctrico redujo los precios en 29% en Argentina, en 30% en Chile y en 10% en Perú. Es esto lo que queremos para México", dijo el priista David Penchyuna, presidente de la Comisión de Energía, al presentar el dictamen.

Sin embargo, senadores de izquierda de los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo (PT) cuestionaron que la apertura vaya a impactar directamente en la reducción de las tarifas.

"El mercado por sí mismo no nos va a dar mejores tarifas", dijo en tribuna el perredista Armand Ríos Piter.

"¿Con este diseño se cumplirá la promesa del gobierno en turno de bajar los cobros excesivos de luz?", cuestionó antes su correligionario Fernando Mayans.

Polémica por los subsidios

Otro tema que causó polémica en la sesión fue el de los subsidios a las tarifas.

En principio, el dictamen planteaba establecer que el gobierno federal tendría que sustituir los subsidios generalizados por subsidios focalizados, especialmente dirigidos a comunidades rurales y urbanas marginadas.

Sin embargo, el PRI y el PAN acordaron retirar ese punto, de manera que en el texto se quedó que el Ejecutivo —a través de las secretarías de Energía (Sener), Hacienda (SHCP) y Desarrollo Social (Sedesol)— deberá dar prioridad a los subsidios focalizados, sin que esto implique que desaparezcan los de tipo general.

Al respecto, el perredista Benjamín Robles señaló que se trata de una medida "cosmética", que no evitará las posibles alzas a las tarifas que pagan la mayoría de los hogares.

En respuesta, Penchyna dijo que con esto se busca que las personas que no pueden ser consideradas en condición de vulnerabilidad también tengan la opción de recibir un apoyo en el pago de su factura.

Nuevo organismo federal

Otro cambio que implica la legislación —enviada a la Cámara de Diputados para que sea revisada— es la creación de un Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), un organismo federal que será el responsable de operar el sistema eléctrico del país, según los programas diseñados por la Sener.

El Cenace fungirá como un coordinador de los actores del sector, tanto de la pública Comisión Federal de Electricidad (CFE) como de los particulares que generen y suministren energía.

Además, se estableció que para el desarrollo de la industria eléctrica el Estado podrá usar las figuras de servidumbre, ocupación o afectación superficial de un terreno. En principio, también se contemplaba la expropiación, pero este término fue retirado.

El dictamen con la nueva Ley de la Industria Eléctrica es el segundo de cuatro documentos con leyes energéticas que deben ser discutidos por el Senado.

Durante la madrugada del sábado se aprobó el primero, con la nueva Ley de Hidrocarburos, y aún restan los dos que contienen las leyes de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la CFE, y de los organismos reguladores del sector.

Los cuatro textos deben ser revisados por la Cámara de Diputados, que a su vez analiza seis iniciativas energéticas relacionadas con ingresos del Estado.

Este paquete de normas debe regular la reforma constitucional promulgada en diciembre de 2013, con la que se abrió el sector a la inversión privada nacional y extranjera.

Ahora ve
Este panda disfruta de la nieve en Washington como pocos
No te pierdas
×