Argentina, con un pie en el ‘default’

El Gobierno anuncia que no hay un acuerdo con los llamados ‘fondos buitre’; acusa que piden más dinero del que se les puede pagar y señala al juez Griesa del posible ‘default’.
Axel kicillof  (Foto: CNN)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Argentina se acerca más que nunca a un nuevo default la tarde este miércoles al no llegar un acuerdo con los holdouts en una reunión a contrarreloj.

El ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, dijo en conferencia de prensa en Nueva York que los acreedores rechazaron canjes de deuda y ahora reclaman una compensación total por los títulos, aunque el Gobierno no está dispuestos a pagar de más a los acreedores que no aceptaron la reestructura de bonos argentinos.

El funcionario explicó que el juez del caso, Thomas Griesa, dejó en los fondos la decisión de otorgar una medida cautelar, llamada ‘stay’, pero “los ‘fondos buitre’ no están dispuestos a dar stay o suspensión, lo que ellos reclaman es que se les pague más de lo que se le pagó a 92.4% de los bonistas”.

Kicillof negó que Argentina pueda caer en un ‘default’ técnicamente, pues ellos tienen el dinero y la disposición de pagarlo, y culpó a Griesa de impedir que la plata llegue a los acreedores.

"Los prospectos de los bonos (canjeados) dicen cuándo se incurre en default, y esta situación no está ahí, no existe porque es insólita, es absolutamente novedosa".

Para evitar un incumplimiento, Argentina depositó en cuentas de su banco custodio en Estados Unidos el pago de un cupón que vencía a fines de junio para tenedores de bonos reestructurados.

Pero Griesa ordenó al Bank of New York Mellon devolver los fondos para hacer cumplir su fallo, que obliga al país a abonar a los demandantes unos 1,330 millones de dólares más intereses antes de honrar la deuda que fue reestructurada en 2005 y 2010.

“Argentina cumplió con su contrato, pero luego llegó un juez (Thomas Griesa) que no lo quiere resolver, nos trataban de imponer algo que era ilegal para Argentina, a mí no me cabe duda”, señaló Kicillof.

"Vamos a pagarle a los que tienen bonos en default, pero bajo condiciones razonables, no bajo condiciones extorsivas, bajo presión, bajo amenaza", insistió Kicillof, señalando que Argentina defenderá los "existosos" canjes de su deuda soberana, aceptados por 92.4% de los tenedores de los títulos con quitas de hasta 70%.

Un nuevo cese de pagos no sería tan catastrófico como el de 2002, cuando la tercera economía latinoamericana colapsó dejando millones de personas sin empleo y hundiendo a casi la mitad de su población en la pobreza.

Sin embargo, Buenos Aires se alejaría más de los mercados financieros.

Incluso, previo a la conferencia de prensa del ministro, Standard & Poor's rebajó la calificación crediticia soberana de Argentina a default "selectivo", debido a que el país no cumplió con el pago de 539 millones de dólares en intereses de su bonos Discount con vencimiento en diciembre del 2033.

Ante esta baja de nota, el ministro Kicillof cuestionó el papel de las calificadoras. "¿Quién cree en las agencias calificadoras? (...) por qué no avisaron lo que iba a pasar en 2008". "Cómo a un país que quiere pagar, ahora lo quieren penalizar", agregó.

El 'inminente default'

El abogado nombrado por la corte para mediar en la disputa entre Argentina y acreedores de deuda incumplida dijo este miércoles que no se alcanzó un acuerdo entre las partes y que "la República de Argentina inminentemente estará en default".

En un comunicado, Daniel Pollack aseguró que la cesación de pagos "no es una mera condición 'técnica', sino que es un evento real y doloroso que perjudicará a la gente", incluyendo a los ciudadanos argentinos, a los tenedores de bonos canjeados y a los inversores denominados holdout.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"El ciudadano común argentino será la víctima real y última", afirmó Pollack en el comunicado. "Las consecuencias totales del default no son predecibles, pero ciertamente no son positivas", agregó.

Con información de Reuters

Ahora ve
Este gel permite un mejor estudio sobre el comportamiento del cáncer
No te pierdas
×