Diputados debaten futuro de Pemex y CFE

La Cámara baja discute la legislación a las empresas y cambios a los contratos de sus empleados; dentro de la sesión, el PRD tomó por segunda vez en la semana la tribuna por unos 5 minutos.
toma prd tribuna 30 julio  (Foto: Tomada de @Silvano_A)
Mauricio Torres
CIUDAD DE MÉXICO -

La Cámara de Diputados abrió este miércoles su tercer día de debates sobre la legislación secundaria de la reforma energética, en el que se discutirán las nuevas leyes de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El dictamen plantea las reglas para que ambas instituciones funcionen como empresas productivas del Estado, por ejemplo, que cuenten con consejos de administración encargados de tomar las decisiones de negocio estratégicas y de largo plazo.

También propone que Pemex y la CFE puedan acordar con sus respectivos sindicatos cambios a los contratos colectivos de trabajo, como una condición para que el Estado asuma los pasivos laborales.

Este punto, impulsado por el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) y su aliado en la discusión energética, el Partido Acción Nacional (PAN), causa polémica entre los líderes sindicales.

Cuando el dictamen se votó en comisiones la semana pasada, el diputado priista Ricardo Aldana, tesorero del sindicato petrolero, dijo que esta medida es contraria a los derechos laborales y anunció que presentará su propia propuesta de redacción.

Dentro de la discusión de este miércoles, los diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD), principal fuerza de la llamada izquierda, tomaron la tribuna del recinto legislativo de San Lázaro por segunda vez en los debates de esta semana, para protestar contra la reforma energética que impulsa el presidente Enrique Peña Nieto.

La manifestación —que duró alrededor de cinco minutos— se realizó cuando el perredista Luis Espinosa Cházaro, secretario de la Comisión de Energía de la Cámara baja, daba el posicionamiento de su bancada con relación a las leyes de Pemex y de CFE.

En ese momento, otros legisladores perredistas subieron a la tribuna y desplegaron una manta que señalaba que quien entrega los recursos del país a extranjeros comete una “traición” a la patria.

La izquierda considera que la reforma energética de Peña Nieto y sus leyes secundarias, apoyadas por el PRI el su aliado en las leyes secundarias, el PAN, son perjudiciales para México porque, al abrir el sector a la inversión privada, representan la entrega de los energéticos a particulares.

El panista Rubén Camarillo, también secretario de la Comisión de Energía de la Cámara baja, subió a tribuna después de la protesta y tachó de “electorera” la manifestación del PRD.

Éste es el tercer dictamen energético que la Cámara de Diputados discute esta semana.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los dos primeros, ya aprobados, tenían las leyes de Hidrocarburos y de la Industria Eléctrica, que regresaron al Senado para una nueva revisión luego de que se les hicieron cambios.

Se prevé que el jueves se discuta un cuarto dictamen, con la ley de órganos reguladores del sector, y que entre el viernes y el sábado se aborden otros tres documentos con leyes energéticas relacionadas con los ingresos del Estado, donde también se toca el tema de la ‘ayuda’ a Pemex y CFE.

Ahora ve
Barack Obama sorprende a niños con una bolsa gigante de regalos
No te pierdas
×