Avicultores de EU, inmunes a veto ruso

La restricción de importaciones que ordenó Vladimir Putin no afectará a la industria estadounidense; pese a ser su segundo mayor mercado, Rusia representa sólo el 7% de las exportaciones del producto.
putin  (Foto: Reuters)
NUEVA YORK -

Parece que las gallinas son siempre las primeras afectadas en una disputa comercial.

Rusia planea restringir las importaciones avícolas de Estados Unidos, de acuerdo con el Consejo Nacional de Avicultura (NCC, por sus siglas en inglés). La medida es una represalia por las sanciones que Estados Unidos y Europa han impuesto a Rusia por sus acciones en Ucrania.

El miércoles, el presidente Vladimir Putin ordenó a su Gobierno elaborar una lista de alimentos e importaciones agrícolas procedentes de países que han aplicado sanciones a Rusia. Las importaciones han de ser prohibidas o restringidas por un año.

Así las cosas, ¿quedará desplumada la industria avícola estadounidense? En realidad no, asegura el NCC.

Rusia es el segundo mayor mercado de exportación del pollo estadounidense. El año pasado, Estados Unidos envió a Rusia aproximadamente 267,000 toneladas métricas de pollo, por un valor aproximado de 303 millones de dólares (mdd), de acuerdo con el NCC.

Puede parecer mucho, pero los productores estadounidenses se han vuelto menos dependientes del mercado ruso en los últimos 20 años a medida que la producción doméstica se ha incrementado.

Rusia representa actualmente alrededor del 7% del volumen total de las exportaciones de aves de corral de Estados Unidos. Un porcentaje muy inferior al 40% en la década de 1990, dijo el Consejo.

“No esperamos que la prohibición rusa sobre las importaciones estadounidenses de aves de corral tenga un gran impacto en nuestra industria”, afirmó el NCC en un comunicado.

Las acciones de Tyson Foods, uno de los principales productores avícolas estadounidenses, bajaron 2% el jueves. Otras empresas líderes en el sector no han registrado mucha variación en sus cotizaciones.

El mayor impacto de la prohibición probablemente lo sientan los propios consumidores rusos. La economía rusa ya es frágil y la inflación no ha remitido. Los precios del pollo en Rusia han aumentado a un ritmo del 2% al 3% por semana, de acuerdo con el Consejo.

Estados Unidos ha limitado en general las relaciones comerciales con Rusia. Las exportaciones estadounidenses a Rusia ascendieron a poco más de 11,000 millones de dólares en 2013, lo que es una pequeña fracción de los 15.7 billones de dólares del producto interno bruto de la nación.

“No creo que, en términos macro, esto revista una gran diferencia”, dijo Mikhail Liluashvili, economista de Oxford Economics.

Ahora ve
Los hechos económicos que marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×