Acuerdo entre bancos y ‘buitres’ colapsa

Las financieras buscan garantías de pago que no fueron otorgadas por el Gobierno de Argentina; bancos como Citi o HSBC se habían interesado en comprar la deuda de los llamados ‘fondos buitres’.
cristina fernandez kirchner argentina  (Foto: CNN)
NUEVA YORK (CNN) -

Las conversaciones de bancos internacionales para comprar a acreedores de Argentina deuda no reestructurada colapsaron por desacuerdos sobre el precio y la falta de garantías de que el Gobierno sudamericano vaya a pagarla, dijeron fuentes cercanas a las discusiones a IFR, un servicio de Thomson Reuters.

Un grupo de bancos parecía haber estado cerca de un acuerdo para comprar la deuda impaga que tienen fondos que demandaron a Argentina, lo que hubiese ayudado a la nación a salir pronto de su segunda cesación de pagos en algo más de una década.

Hubo expectativas de que Citigroup, Deutsche Bank, HSBC y JP Morgan, por un lado, y los inversores que demandaron a Buenos Aires, liderados por Elliott Management y Aurelius Capital, llegaran a un trato esta semana.

Pero las partes no se pusieron de acuerdo en el precio, especialmente porque no hubo garantías suficientemente explícitas o sólidas de que el Gobierno pagaría en el futuro los bonos como para justificar una valoración más alta, dijeron las fuentes a IFR.

Se cree que Argentina no está dispuesta a ofrecer una garantía de pagos a los bancos por temor a violar una cláusula que expira a final de año y que le exige ofrecer los mismos términos a los acreedores reestructurados que a los holdouts.

Los fondos de cobertura que compraron los bonos argentinos a bajo precio, durante y luego de la crisis económica del 2001-2002, exigen el pago del valor nominal de la deuda más intereses.

Argentina argumenta que no puede ofrecer mejores términos a los holdouts que a los acreedores reestructurados porque se lo impide la cláusula, conocida como RUFO.

Una oferta inicial de los bancos de 80 centavos por cada dólar de valor nominal bajó virtualmente a la mitad ante la incertidumbre sobre si Argentina pagará los bonos, valorados en 1,330 millones de dólares más intereses, el próximo año.

"Ninguno de los grandes bancos quiere quedarse con activos ilíquidos para siempre", dijo a IFR el presidente ejecutivo de Torino Capital, Jorge Piedrahita, un intermediario de deuda de mercados emergentes.

"Quieres algo más que un gesto y un guiño de (la presidenta argentina) Cristina (Fernández)", dijo. "Y eso no ha salido del Gobierno".

La retórica agresiva de funcionarios argentinos en público tampoco ha ayudado a los involucrados en las negociaciones a tener seguridad de que hay un apoyo oficial a un trato, dijeron las fuentes a IFR.

"No hay manera de que un banco internacional entregue un financiamiento puente cuando Argentina se ve cada vez más y más riesgosa", dijo una de las fuentes.

Citigroup, Deutsche Bank, HSBC y JP Morgan no quisieron hacer comentarios a IFR.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Argentina incumplió un pago de bonos el 30 de julio luego de que no llegó a un acuerdo con los holdouts.

El juez Thomas Griesa a cargo del caso ha bloqueado los pagos a acreedores reestructurados, con dinero que ya depositó el Gobierno argentino, si no se cancela a la vez a los holdouts.

Ahora ve
Ricardo Anaya explica por qué rechaza la Ley de Seguridad Interior
No te pierdas
×