Plan B de Argentina incluye a 'buitres'

La propuesta de cambiar de jurisdicción de EU a Argentina contempla a los acreedores inconformes; la medida no sería obligatoria, pero permitiría a los bonistas cobrar, dice el Gobierno.
cristina kicillof  (Foto: CNN)
BUENOS AIRES (Reuters) -

El Gobierno argentino está decidido a intentar pagar su deuda en Buenos Aires al 100% de los acreedores, incluidos los fondos especulativos que litigaron en su contra en Estados Unidos, informó este miércoles el ministro de Economía, Axel Kicillof.

La iniciativa fue puesta a consideración del Congreso donde el Gobierno cuenta con mayoría, en una acción destinada a demostrar voluntad de pago y rechazo al default frente a la imposibilidad de pagar mediante la ventanilla contratada en los acuerdos de canje con acreedores, el Bank of New York (BoNY).

"El cambio de sede de pago es para que Argentina pueda seguir pagando y los bonistas cobrando", afirmó Kicillof en rueda de prensa, al explicar por qué se propone el aval del Parlamento para quitarle el poder de agente de pago al BoNY y reemplazarlo por una cuenta en un banco estatal en Buenos Aires.

La medida, que no obligaría a los bonistas, reabriría el canje y contempla depositar los pagos de intereses en una nueva cuenta en la capital argentina. Intenta abarcar al 93% de bonistas que adhirieron a los canjes de 2005 y 2010 e incluso al 7% que lo rechazó.

El fondo Aurelius Capital, que no aceptó los canjes de deuda propuestos por Argentina en el pasado, dijo este miércoles que el plan del país de cambiar la jurisdicción de pago de bonos reestructurados es equivalente a elegir ser un "bandido".

"Los líderes de Argentina han literalmente elegido ser bandidos. Ellos han crónicamente desobedecido fallos de las cortes de Estados Unidos, mentido a nuestras cortes, y proclamaron un completo desdén por nuestras cortes", señaló Aurelius a través de un comunicado.

El último depósito en julio de 539 millones de dólares a favor de tenedores de bonos reestructurados fue bloqueado en el BoNY por orden del juez de Nueva York, Thomas Griesa, porque Argentina incumplió una sentencia que la obliga a abonar a fondos especulativos el 100% de una deuda de 1,330 millones de dólares.

A causa de que esos acreedores no pudieron cobrar el 30 de julio pasado en el BoNY, dos calificadoras internacionales de riesgo pusieron al país en la categoría ‘default selectivo’.

De haber cumplido la sentencia, Argentina podría haber enfrentado juicios millonarios de los tenedores de bonos reestructurados.

"El fallo de Griesa es de imposible cumplimiento. La deuda que, ahora es manejable, se va a convertir en una de entre 150,000 y 500,000 millones de dólares" si se cumple la sentencia, sostuvo el ministro.

La explicación de semejante monto está en una cláusula de los contratos del canje según la cual si se mejora la oferta a un acreedor, el resto debe recibir el mismo trato.

Kicillof aclaró que el cambio de la sede de pago "no es obligatorio", sino que "cada bonista puede buscar y solicitar otra sede de pago, otra solución", al bloqueo en Nueva York.

30 de septiembre, nueva fecha fatal

El gobierno tiene mayoría en el Congreso y necesita que se apruebe la ley antes del 30 de septiembre cuando vence otro pago de la deuda por 200 millones de dólares.

"Nosotros somos los malos según los ‘fondos buitres’ y ellos quieren su 'razonable' 1,680% de ganancia sobre la inversión", ironizó Kicillof en otro embate contra los fondos NML, Aurelius y otros que lograron ganar en las cortes de EEUU.

El juez Griesa les dio la razón y ordenó a Argentina pagar el 100% de la deuda original en efectivo.

"El 7% puede venir y cambiar esos bonos y si lo hace va a conseguir un 300% de ganancia. ¿Es poco para el señor (presidente de NML, Paul) Singer? Sí, porque es buitre y por eso no quiere negociar, pero le vamos a pagar", lanzó Kicillof.

Los pagos se harán bajo las mismas condiciones del canje, que fijó quitas de capital de entre 45 y 75%.

"Probablemente ésta sea la decisión más correcta. Esta puede ser la solución", dijo a radio Vorterix Tulio Zembo, representante de los bonistas italianos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En medio de una brutal crisis económica e institucional, Argentina declaró en 2001 el mayor default contemporáneo por casi 100,000 millones de dólares, intereses incluidos.

Con información de Reuters

Ahora ve
Esto es lo que debes saber de la devoción a la Virgen de Guadalupe
No te pierdas
×