La Línea 12 o cómo descarrilar 35,000 mdp en 7 pasos

A 6 meses del cierre no hay visos de solución y el DF se queda sin tiempo para reclamar la fianza; la revista Obras presenta siete momentos cruciales en esta historia.
metro  (Foto: Agencias)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El 12 de septiembre se cumplieron seis meses de la suspensión parcial de la Línea 12 del Metro, la obra insignia de la administración de Marcelo Ebrard y cuyos costos de construcción y el contrato de los trenes sumaron 35,000 millones de pesos.

Al reconstruir los hechos sobresalen siete decisiones trascendentales, de acuerdo a un reportaje publicado en el número 501 de la revista Obras, y que te presentamos a continuación.

1. Licitaciones bajo fuego. Los contratos para la obra civil y los trenes arrancaron por vías separadas y a distinta velocidad. El camino hacia la contratación de trenes se topó con una desorganización entre las entidades capitalinas convocantes; además la inconformidad de Bombardier por la adjudicación a CAF retrasó el inició de la construcción de los trenes.

2. Rueda y riel, ¿no embonan? La hipótesis más polémica sobre los fallos y desgaste que presentó la línea es la incompatibilidad entre ambas piezas. La construcción fue liderada por el órgano desconcentrado Proyecto Metro DF, mientas que los trenes fueron responsabilidad del Sistema de Transporte Colectivo Metro. La duda es si hubo buena comunicación entre las partes.

3. ¿Quién teme al mantenimiento? Este es el punto más crítico a evaluar, tanto por la Contraloría capitalina, y la comisión investigadora de la Asamblea Legislativa del DF, como para las constructoras Systra y TSO, que hacen los estudios para determinar las condiciones del deterioro (y la solución) de la línea.

4. Historia de una entrega. En las fotos de la inauguración todos sonríen, pero ahora funcionarios y empresarios que realizaron la obra no quieren ver más su nombre asociado al tema. Entre los protagonistas de la historia hay una obsesión: quién avaló y recibió qué los 2,000 documentos que contiene la memoria administrativa y financiera del proyecto.

5. Cierre. La decisión crítica. El 11 de marzo el director del Metro, Joel Ortega, determinó el cierre parcial de la línea por irregularidades estructurales originadas por lo que calificó como malos trazos y fallas de ingeniería. Lo que omitió decir es que también hubo una notoria falta de mantenimiento preventivo, correctivo y específico.

6. Curvas peligrosas. Los casos más graves se encontraron en la curvas 11 y 12 (con menos de 200 metros de radio). Además, el tema de la velocidad a la que los trenes cruzan las curvas es uno de los menos explorados, pero de los más determinantes para explicar el proceso de deterioro de las vías.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

7. Lo que definirá el futuro. El 15 de septiembre vence el plazo para el finiquito y la liquidación de la obra civil, lo que implica el cierre de cuentas con el consorcio constructor de la línea; es decir, el Gobierno ya no podrá exigir el pago de la fianza por fallos imputables a los constructores, que asciende a poco más de 1,700 millones de pesos, equivalente a 10% del contrato con el consorcio.

Para conocer más sobre este escándalo puedes consultar el especial Caso Línea 12

Ahora ve
Emmanuel Macron pone en marcha su plan “Make our planet great again”
No te pierdas
×