Escocia, lejos de correr la misma suerte de Quebec

El margen por el que los escoceses rechazaron la independencia elimina la incertidumbre económica; así, evitará lo que le pasó a Quebec, cuyo crecimiento se estancó tras dos referéndums.
escocia  (Foto: Getty)
Alanna Petroff
LONDRES (CNNMoney) -

El claro rechazo de la población escocesa a la independencia ha tranquilizado a quienes temen que pueda sufrir la clase de declive observado en Quebec tras su fallido referéndum para separarse de Canadá.

Quebec celebró dos referendos de independencia -en 1980 y de nuevo en 1995- que dejaron una estela de años de menor crecimiento que el resto del país.

Aunque Reino Unido no ha superado los desafíos, el margen de la derrota sufrida por los independentistas debería ahorrarle a Escocia el nocivo efecto de la incertidumbre. El rechazo a la independencia ganó por más de 10 puntos porcentuales a quienes deseaban que Escocia se separara de Reino Unido.

“Esto significa que los inversionistas a largo plazo no temerán un nuevo referéndum, evitando cualquier impacto negativo en los flujos de inversión directa hacia Reino Unido”, evaluó HSBC en un informe.

Amplio margen

Poco más del 55% de los escoceses votó para permanecer en el Reino Unido durante el referéndum del jueves -una mayoría superior a la esperada-, frente al 45% que votó a favor, y los analistas dicen que las posibilidades de un nuevo referéndum son escasas.

Y se redujeron aún más el viernes por la renuncia del líder nacionalista escocés Alex Salmond.

Si el voto del ‘No’ hubiera ganado por un margen muy estrecho (como ocurrió en Quebec), el capital tal vez hubiera seguido fugándose de Escocia. Y los inversores se hubieran puesto nerviosos ante la perspectiva de comprometerse con un futuro incierto.

El crecimiento anual de Quebec promedió 2.3% entre 1981 y 2006, significativamente más débil que la tasa general de Canadá del 3%, según el Instituto Económico de Montreal.

“La prolongada incertidumbre entre 1980 y 1995 es a menudo citada por los comentaristas como un factor en las dificultades económicas de Canadá en la década de 1990”, dijeron los legisladores canadienses en un informe de 2013.

Con todo, a pesar del carácter concluyente de la votación del jueves, los líderes escoceses tendrán que actuar con rapidez para recuperar la confianza empresarial.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Será de suma importancia que el Gobierno escocés calme a la comunidad empresarial para neutralizar los riesgos”, comentó Philip Shaw, economista de Investec.

Algunas grandes firmas escocesas, incluido el Royal Bank of Scotland, amenazaron con trasladar su sede al sur de la frontera si la nación se independizaba. Otros estaban preocupados por el impacto de una escisión en el comercio y los precios, haciéndose eco de los temores expresados ​​por las empresas de Quebec en los noventa.

Ahora ve
Ricardo Monreal deja la delegación Cuauhtémoc para apoyar a López Obrador
No te pierdas
×