Rapiña, desabasto y otros daños que dejó el huracán Odile

El Gobierno trata de restablecer el orden mientras comandos armados asaltan las casas; los afectados por Odile enfrentan no sólo la escasez de alimentos, también de gasolina.
rapiña  (Foto: Reuters)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

De ser un destino turístico apreciado por los turistas, Los Cabos, se ha convertido en un lugar donde las personas saquean supermercados, los habitantes se protegen con armas, y hay escasez de alimentos y gasolina, luego del paso del huracán Odile, de acuerdo con información de la agencia AFP.

Odile tocó tierra el domingo en Baja California Sur, causando daños a las viviendas, hoteles y negocios de San José del Cabo y Cabo San Lucas, entre otras localidades.

Aunque el huracán ya se degradó a tormenta tropical y el Gobierno, la Cruz Roja, Pemex y otras instituciones apoyan con comida, agua y combustibles, la escasez y la violencia persisten en ese estado.

1. Rapiña

Tras la tormenta, cientos de personas -lugareños y turistas- irrumpieron en tiendas de autoservicio para saquear agua, comida y artículos de primera necesidad, pero también bebidas alcohólicas y electrodomésticos, sin que ninguna autoridad interviniera.

"La turba manda por delante a mujeres y niños, y no tenemos autorización para disparar a civiles, que sería la única forma para detenerlos", dijo a la AFP Guillermo Marrón, director de Seguridad Pública y Transito Municipal de Los Cabos.

2. Inseguridad

Ahora que las tiendas están prácticamente desvalijadas, los habitantes de unos quince barrios temen que sus casas sean el próximo objetivo, por lo que construyeron barricadas y realizan patrullajes uniformados de blanco y armados con palos, machetes y hasta armas de fuego.

Habitantes de Los Cabos decidieron armarse con pistolas, machetes y palos para ahuyentar a saqueadores.

"Estamos haciendo guardia desde el segundo piso, calles en tinieblas, cientos de luces de lámparas de vecinos alumbran de un lado a otro en busca del enemigo", es decir, comandos encapuchados que están asaltando las casas, dijo a la AFP Juan Antonio Carbajal, de la colonia residencial Lomas de San José.

El Gobierno desplegó unos 8,000 militares y policías federales para contener la ola de saqueos que se detonó ante el desabastecimiento de combustible, electricidad, agua potable y víveres, después del huracán.

Hasta el momento al menos a siete personas han sido detenidas por los saqueos, aunque las autoridades batallan para restablecer el orden y el abasto de víveres.

3. Daños materiales

Odile, del que ya solo quedan remanentes en la frontera con Estados Unidos, dejó daños que ascienden a cerca de 1,000 millones de dólares, según estimaciones previas de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros.

4. Escasez de combustible

Muchas gasolineras no surtían combustible por falta de energía y las pocas que lo hacían vendían solamente 200 pesos (15 dólares) por persona.

La petrolera estatal Pemex dijo que donó 2.5 millones de litros de combustible para apoyar la operación de vehículos y maquinaria que se use en la reconstrucción de infraestructura.

5. Economía

El turismo es la principal actividad económica en las zonas más afectadas por Odile, por lo que el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, anunció un programa para reactivar la economía local mediante beneficios fiscales y tasas crediticias preferentes a los empresarios y dueños de comercios afectados.

"En las siguientes 24 a 48 horas estimamos que las tiendas departamentales (...) nuevamente estén prestando servicios", aseguró el presidente Enrique Peña Nieto tras reunirse con habitantes de barrios marginales.

6. Saldo humano

El ciclón dejó dos personas muertas y tres desaparecidas, informaron ayer jueves las autoridades estatales.

Un coreano de 62 años y gerente de una empresa minera falleció cuando la fuerte corriente de un río crecido arrastró su automóvil, y la persona que lo acompañaba no ha podido ser localizada.

Además, un alemán fue hallado muerto por infarto en el interior del camarote de una embarcación, mientras que la Marina busca a otras dos personas que desaparecieron mientras tripulaban un velero.

7. Turistas varados

Los 30,000 turistas que quedaron varados en San José del Cabo y Los Cabos, son desalojados poco a poco por las autoridades a través de un puente aéreo de empresas privadas y aviones militares.

Hasta el momento, se han trasladado a 18,000 turistas a la Ciudad de México, a Mazatlán, Los Mochis y otras localidades en México.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La embajada de Estados Unidos urgió a sus ciudadanos aún varados en Los Cabos a dirigirse al aeropuerto local "en horario diurno" para conseguir lugar en los vuelos.

Con información de Reuters y AFP

Ahora ve
Diego Luna asegura que los políticos no están representando a los mexicanos
No te pierdas
×