Lucha contra el Estado Islámico impulsa a firmas de defensa

Los inversores prevén un impulso al gasto militar de EU en Medio Oriente por la amenaza del grupo; firmas como Lockheed Martin y Raytheon se beneficiarán de los ataques anunciados por Obama.
irak  (Foto: Getty)
Paul R. La Monica
NUEVA YORK -

Edwin Starr es famoso por haber cantado acerca de que la guerra no sirve para nada. Sin embargo, es evidente que no estaba pensando en el desempeño de las acciones de defensa.

Las acciones de varios grandes contratistas están cotizando a máximos históricos y han superado al mercado por un amplio margen a medida que el Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) comenzó a llegar a los titulares casi a diario este verano.

Lockheed Martin, Raytheon, General Dynamics y Northrop Grumman alcanzaron récords el viernes. Y las cuatro acciones han subido cerca de 10% desde principios de agosto, en comparación con una ganancia de 4% del S&P 500.

Considerando lo que está pasando en el Medio Oriente, parece que los inversores están apostando a un impulso al gasto militar para hacer frente a ISIS.

El presidente Obama ha pedido más ataques aéreos contra ISIS. Y varios legisladores republicanos han sugerido recientemente que puede haber una necesidad de derogar algunos de los recortes previstos al presupuesto del Departamento de Defensa que forman parte del llamado secuestro; la reducción forzada de los gastos generales por parte del Gobierno federal.

Pero, ¿la posibilidad de un aumento del presupuesto militar está ya reflejada en el precio? Si la racha alcista en las acciones en los últimos dos meses es en previsión de un mayor gasto de defensa, las existencias podrían no avanzar mucho más, incluso si hay un aumento real. Podríamos tener un caso clásico de cuando Wall Street compra el rumor y vende la noticia.

Es más, no está claro si los recursos necesarios para combatir a ISIS serán parecidos a lo gastado en Irak durante la segunda Guerra del Golfo desde 2003 hasta finales de 2011.

Aún así, el sector de la defensa ha prosperado normalmente en tiempos de conflicto. Muchas de las acciones se recuperaron después de la primera Guerra del Golfo en 1991. El grupo también se desempeñó bien a finales de 2001 y principios de 2002 a medida que Estados Unidos luchaba contra los talibanes en Afganistán en respuesta a los ataques terroristas del 11-S.

Sin embargo, no importa lo que suceda en Siria e Irak, hay una buena probabilidad de que las acciones sigan desempeñándose bien.

Tenga en cuenta que están en niveles récord a pesar del secuestro del presupuesto. Las empresas de defensa han recortado todos los gastos para mantener las ganancias en alza; a pesar de que el crecimiento de los ingresos se ha vuelto más lento últimamente. Incluso se espera que algunas empresas reporten una disminución de las ventas en los próximos años.

Los inversores también deben apreciar las grandes dividendos que presenta el grupo. Esto proporciona seguridad en un momento en que el mercado global se ha vuelto más volátil. Raytheon, Northrop Grumman y General Dynamics tienen dividendos que producen más de 2%. El rendimiento de Lockheed es superior al 3%.

Así que, las acciones de defensa podrían tener todavía algunos movimientos grandes (hacia arriba o hacia abajo) con base en los últimos titulares provenientes de Irak y Siria. Pero parecen una apuesta bastante segura en el largo plazo.

Ahora ve
Preocupación por derechos humanos lleva a rechazo de Ley de Seguridad Interior
No te pierdas
×