Wall Street padece el descobijo de la Fed

La Reserva Federal no puede recurrir a sus viejas estrategias ante la caída del mercado de valores; por el contrario, mantendrá su plan de terminar su programa de estímulo económico.
wall street  (Foto: CNN)
Jesse Solomon
NUEVA YORK -

Durante la mayor parte del mercado alcista en los últimos cinco años, la Reserva Federal ha sido el alma de la fiesta. Ahora, está sentada en el banquillo.
Las acciones se han derrumbado en las últimas semanas a medida que los inversores se preocupan por la desaceleración del crecimiento global, la geopolítica y el virus del Ébola. La estrategia de la Fed durante los episodios anteriores de miedo era simple: inundar el mercado con estímulo y prometer mantener bajas las tasas de interés al parecer hasta el final de los tiempos.
Desafortunadamente esas estrategias ya no son viables. La mayoría de los inversionistas esperan que el dinero barato finalice el próximo mes y que las tasas de interés aumenten el próximo verano.
“Los políticos se están quedando sin munición”, decía una nota matutina de Ed Yardeni, de Yardeni Investigación. “No hay mucho que la Fed pueda hacer para impulsar el crecimiento económico mundial que no sea retrasar el alza de las tasas de interés hasta el próximo año, lo cual yo he caracterizado como la 'opción no opción'”.
Técnicamente la Fed, presidida por Janet Yellen, podría revertir el curso y aumentar su programa de compra de bonos. El presidente de la Fed de San Francisco, John Williams, un miembro prominente del comité de operaciones de la Fed, planteó esa posibilidad esta semana en una entrevista con Reuters.
Pero la Fed ha estado trabajando diligentemente para reducir gradualmente ese programa desde principios del año, y un cambio radical de la política podría poner a los inversores aun más nerviosos, al dar la impresión de que la Fed no sabe lo que está haciendo, afirmó Allen Sinai, economista en jefe para Decisions Economics.
“El panorama de política de la Fed es confuso”, dijo. “Está asustando a los mercados”.
Sinai prevé que la Fed concluya su estímulo el mes próximo como estaba previsto, y su pronóstico para las alzas de las tasas para mitad de 2015 no ha cambiado.
Señaló que la inflación o el empleo tendrían que caer dramáticamente antes de que la Fed realmente se desvíe de su ruta actual. En otras palabras, la Fed no va a intervenir sólo porque el mercado de valores se está volviendo loco. En vez de ello, tendría que ver algunos datos duros económicos que muestren que la economía estadounidense está enferma.
Christopher Probyn, economista en jefe de State Street Global Advisors, hizo eco de ese sentimiento. Señala que a pesar de las preocupaciones sobre lo que está pasando en todo el mundo, no ha habido realmente malas noticias que sugieran que la economía estadounidense se está deteriorando. Él describió la reciente venta masiva del mercado como una reacción exagerada.
“Yo realmente no entiendo qué pieza de información ha hecho que la gente esté menos optimista en lo fundamental acerca de 2015”, dijo.
La historia del Banco Central al otro lado del charco es similar. Las medidas de estímulo del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, no han logrado apuntalar adecuadamente a la economía de Europa, a pesar de haber pronunciado su famosa frase de 2012 de que iba a hacer “lo que sea necesario” para preservar la zona euro.
“Es como si tu prometida te promete dos hermosas hijas. Francamente no hay manera de que pueda prometer cumplir con eso”, bromeó Probyn. “Pero para que conste, mi esposa me dio dos hermosas hijas”.

Ahora ve
El papel que juega Corea del Sur en la histeria actual por el bitcoin
No te pierdas
×