China, con el peor crecimiento económico en 5 años

El PIB creció solo 7.2% en el tercer trimestre, la cifra más baja desde 2009, estiman analistas; el endeudamiento corporativo y una caída del sector inmobiliario pueden ser las causas.
china  (Foto: Getty)
Sophia Yan
HONG KONG (CNNMoney) -

Según previsiones, la economía de China acaba de registrar su peor trimestre en más de cinco años, como refleja una encuesta de CNNMoney entre economistas.

Se pronostica que el PIB creció un 7.2% en el tercer trimestre, en comparación con el mismo período del año pasado, de acuerdo con una estimación media de 15 economistas. Es el crecimiento económico más lento desde el primer trimestre de 2009, lejos también de la expansión del 7.5% registrada en el segundo trimestre.

Los economistas encuestados prevén que el crecimiento para el año se sitúe en 7.3%, por debajo del objetivo de 7.5% del Gobierno. Asimismo, pronostican que el crecimiento económico se desacelere a 7% en 2015.

La Oficina Nacional de Estadísticas de China dará a conocer las cifras oficiales del PIB del tercer trimestre el 21 de octubre.

En las últimas tres décadas el país asiático promedió un crecimiento de alrededor del 10% anual, lo que la colocó en la lista de las mayores economías y estimuló los ingresos de los hogares. Pero ahora, el ritmo de su expansión económica está languideciendo: el PIB de China experimentó un crecimiento de 7.7% en los últimos dos años, frente al 9.3% en 2011 y el 10.5% en 2010.

El crecimiento del producto interno bruto chino sigue siendo el indicador más amplio de la salud económica del país, un número importante a vigilar ahora que el gobierno trabaja para reformar la segunda mayor economía del mundo y transitar a un crecimiento impulsado por el consumo luego de años de expansión exponencial.

Los recientes datos económicos débiles aumentan los temores de que China no podrá cumplir su meta de crecimiento. Aunque el Gobierno ha dicho anteriormente que está dispuesto a aceptar un crecimiento en torno al 7.5%, ha seguido adoptando medidas adicionales para impulsar la economía.

Seis de cada 10 economistas encuestados identificaron al sector inmobiliario como el mayor riesgo para la economía china. Tras años de desarrollo vertiginoso, el sector ahora sufre de exceso de oferta, poca inversión y la caída de los precios de las viviendas.

“Tomando en consideración el panorama desafiante del sector vivienda, prevemos que Beijing implemente más flexibilización selectiva con el fin de evitar lo peor”, anticipó Wei Yao de Societe Generale.

Los expertos también han sonado la alarma por el aumento del endeudamiento corporativo, según la encuesta de CNNMoney.

Algunas compañías chinas han incumplido su deuda en los últimos meses -un fenómeno nunca antes visto - y no hay rescates del Gobierno a la vista.

El uso de financiamiento no convencional también se suma a las preocupaciones. Algunas empresas, por ejemplo, han estado utilizando el cobre como garantía para obtener préstamos. Los expertos temen que algunas compañías incluso estén empleando las mismas reservas de cobre para obtener múltiples préstamos, endeudándose más de lo que pueden pagar.

A pesar de que persisten los rumores de que Beijing tal vez reemplace al actual gobernador del Banco Central, Zhou Xiaochuan, la mayoría de los economistas creen que cualquier movimiento en este sentido se daría porque ya ha superado la edad de jubilación, y no a causa de desacuerdos políticos.

Es poco probable que un cambio cupular de este tipo ocurra este año, además no se espera que implique una modificación en su política, pues las prioridades del presunto sucesor Guo Shuqing coinciden con las de Zhou, advirtieron los analistas de Mizuho.

Seis de ocho economistas creen que las protestas pro-democracia que han sacudido a Hong Kong durante las últimas tres semanas no tendrán ninguna repercusión o tendrán un impacto limitado momentáneo sobre la economía china.

En el largo plazo, si Hong Kong “pierde su reputación como una puerta confiable para la entrada del capital extranjero a China, entonces sí podría perjudicar el acceso de las empresas chinas al capital extranjero barato, y potencialmente frenar otras reformas financieras”, sostiene Julian Evans-Pritchard de Capital Economics.

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×