México no puede depender más del exterior: Banxico

Agustín Carstens dijo que las reformas estructurales son la base para acelerar a México; el gobernador pidió tener fe en las expectativas de crecimiento del país.
carstens  (Foto: Especial)
Carmen Luna
Querétaro (CNNExpansión) -

En el contexto de un débil crecimiento económico mundial, México no podrá depender más del estado de salud del exterior por lo que resulta imperativo que las reformas estructurales consigan resultados efectivos que apuntalen a la actividad económica nacional, advirtió Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico).

“El reto para los países es cómo crecer cuando la economía mundial crecerá por debajo de su potencial durante varios años”, dijo Carstens en su participación en la 12ª México Cumbre de Negocios, ya que los países que representan 40% del PIB mundial crecen por debajo del potencial y eso termina por impactar a los emergentes como México.

Relató que ahora el problema más grave es el de Europa porque no han podido generar crecimiento y las autoridades ya han agotado las políticas económicas y monetarias para estimular a la economía.

Carstens considera que las reformas, en particular la energética conseguirán acelerar el crecimiento del país, por lo que confirmó su expectativa para el alza del PIB de 2015, entre 3.5 y 3.6%, tasas que se verían aún sin los efectos de dichas reformas.

“La recuperación viene bien encaminada, pero esa tasa no nos debe dejar satisfechos y de ahí la necesidad de acelerar esa tasa”.

“Tenemos bases firmes para crecer, hemos trabajado mucho en ello. Realmente es tener fe en México y demostrarlo”, dijo al Carstens a los empresarios que han retrasado sus decisiones de inversión.

Los 3 pilares de México

El gobernador de Banxico indicó que para acelerar a la actividad económica de México se cuentan con tres pilares: fundamentos macroeconómicos sólidos, fortaleza del sector externo y las reformas estructurales.

Dijo que si bien es cierto que el déficit ha aumentado, lo ha hecho dentro de rangos razonables y  si no fuera el caso Moody’s y S&P no hubieran subido la calificación crediticia del país, pese a las advertencias de especialistas respecto a los problemas que traerá la política de endeudamiento del Gobierno Federal.

Por el lado externo, destacó que el régimen de flotación cambiaria puede contener choques externos pues la depreciación facilita un aumento de las exportaciones lo que ha favorecido a la economía y ha permitido una disociación entre movimientos  cambiarios y la inflación.

 En tanto que junto con reservas internaciones y la línea de crédito flexible que tiene México con el Fondo Monetario Internacional el país cuenta con 260,000 millones de dólares para enfrentar cualquier contingencia hacia adelante.

“Son condiciones necesarias pero no suficientes para generar más crecimiento, eso dependen de las reformas (…) Hemos pasado por un periodo bastante complicado desde 2007-2008, creo que hemos podido navegar bastante bien por ese proceso, los riesgos externos todavía están ahí y por eso necesitamos una estrategia fuerte”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Al ser cuestionado sobre las preocupaciones sobre el tema de la violencia que afecta al país Carstens solo se limitó a indicar que es una preocupación entre analistas y empresarios y la autoridades están tomando y seguirán tomando las medidas necesarias para que no sea un impedimento al crecimiento.

 

Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×