México eleva deuda, recaudación y gasto, pero crece poco

Expertos cuestionan que a pesar de recaudar más impuestos, el Gobierno eleve su endeudamiento; aseguran que el gasto público no se ha reflejado en la economía porque no es de calidad.
hacienda videgaray presupuesto  (Foto: Notimex)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Para reactivar a la economía mexicana, el Gobierno de Enrique Peña Nieto ha echado mano de un mayor déficit fiscal, el alza de impuestos y más gasto público, los cuales, a decir de especialistas, podrían generar una amenaza para las finanzas públicas en el mediano plazo y más por el ambiente de violencia que prevalece.

A pesar de un repunte en el gasto público, éste aún no se refleja en la economía real, pues los analistas han recortado sus expectativas de expansión del Producto Interno Bruto (PIB) para este año.

“No es conveniente en un país con fundamentales fuertes incurrir en déficit porque no tenemos la seguridad de que se aplique la regla estructural [de regresar al equilibrio]. Solo representa un estímulo transitorio que tendrá que pagarse por todos los contribuyentes con mayores impuestos”, dijo el director de Moody’s Analytics para América Latina, Alfredo Coutiño.

Agregó que si la reforma fiscal ha generado mayores ingresos, el Gobierno no tendría por qué gastar y endeudarse en mayor medida. “No es una política prudente para un país que se jacta de haber aprobado reformas estructurales”.

Las cifras de Hacienda muestran que los ingresos tributarios no petroleros crecieron 6.1% real anual a 1.365 billones de pesos en el tercer trimestre del año. Si se contempla el efecto del programa “Ponte al Corriente”, aplicado en 2013, la recaudación creció 9.6% y destacan los repuntes de la recaudación del IEPS y del IVA, de 49.1% y 16.9% en términos reales, respectivamente.

Para 2015, la secretaría de Hacienda planteó un déficit fiscal (y que ya fue aprobado por el Congreso) que representa el 4% del PIB, es decir 641,510 millones de pesos (mdp), mayor a los 620,416 mdp que se aprobaron para el ejercicio de 2014.

“La Constitución exige que la deuda pública se destine solo a lo que genere ingresos para el Estado y este déficit implica que el Gobierno se seguirá endeudando sin restricción y sin decir a dónde van estos recursos”, comentó el abogado constitucionalista, Luis Pérez de Acha.

En los Criterios Generales de Política Económica para 2015, Hacienda refiere que el déficit es para cubrir faltantes de ingresos debido al ciclo económico y a la caída en la producción de petróleo, lo que permitirá “dar soporte a la actividad económica, a la inversión y al bienestar de las familias mexicanas", sin embargo no señala proyectos específicos.

“El problema principal es que el gasto del Gobierno no está teniendo ningún impacto en la economía y estamos recaudando más, quitándole recursos al sector privado. Ya es demasiado tiempo, creo que es un gasto sumamente ineficiente”, dijo el vicepresidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF, Jonathan Heath.

La Formación Bruta de Capital Fijo del Gobierno cayó 8.3% anual en el segundo trimestre del año según el reporte de oferta y demanda global del INEGI. Mientras que las cifras de Hacienda muestran que el gasto en inversión física subió 20.6% real a tasa anual de enero a septiembre de este año.

“Si la reforma fiscal está dando mayores ingresos ¿por qué (el Gobierno) cobra más, gasta más y se endeuda en mayor medida? (…) Cuando se incrementa el gasto y la economía no responde es porque la calidad de ese gasto no es alta”, dijo Coutiño.

La Secretaría de Hacienda no estuvo disponible de manera inmediata para comentar al respecto.

¿Y las reformas?

De acuerdo con el consenso de especialistas, las reformas estructurales le permitirán a México ver mayores tasas de crecimiento, sin embargo esto tomará tiempo y dependerá del interés que generen los proyectos especialmente de la reforma energética.

“México se está moviendo en la dirección correcta con las reformas estructurales pero tardará todo este sexenio en demostrarlo y si mientras se pretende empujar a la economía con estímulos fiscales y monetarios solo va a generar desequilibrios fiscales y afectar a variables financieras. La economía no tiene capacidad para crecer más del 3%”, aseguró Coutiño.

Por su parte, Jonathan Heath indicó que para crecer más el Gobierno debe gastar bien, pues hasta ahora no se siente el efecto de un mayor gasto.

En este escenario los especialistas consultados coincidieron en que el ambiente de violencia que se ha exacerbado por la desaparición de 43 normalistas en Guerrero va a afectar el atractivo del país y con esto las posibilidades de generar un mayor crecimiento.

Ahora ve
El dramático video de un oso polar delgado que lucha por avanzar lejos del hielo
No te pierdas
×