¿Está sobrevalorado el mercado accionario?

Las acciones han protagonizado una racha al alza que ha provocado dudas sobre su cotización; aunque la valoración puede justificarse con las ganancias de las empresas, algunos ven una burbuja.
wall street  (Foto: CNN)
Heather Long
NUEVA YORK -

Si necesitas buenas noticias en tu vida, no busques más allá del mercado de valores. Las acciones estadounidenses han protagonizado una remontada épica en los últimos días, y el S&P 500 registra ahora un alza de 10% en lo que va del año.
Si las ganancias se mantienen, será el tercer año consecutivo de rendimientos de dos dígitos en el mercado de valores. Eso no ha ocurrido desde finales de la década de 1990.
Pero los inversores sabios siempre están mirando hacia delante, y la pregunta inevitable ahora es: ¿están sobrevaloradas las acciones?

Un vistazo a los números

La manera clásica de medir si las acciones son baratas o no es observar la relación precio-ganancias del S&P 500. Es un indicador de si las ganancias corporativas en realidad justifican el nivel del mercado de valores.
El cociente del P/G se encuentra actualmente en 19, de acuerdo con S&P Capital IQ. Eso está por encima del promedio histórico de 15, aunque no demasiado lejos del promedio de la última década, que fue de casi 17.
Para decirlo sin rodeos, el P/G no está ciertamente en el territorio de descuento del Viernes Negro, pero tampoco es exactamente una estafa.

El caso bajista

Los pesimistas del mercado a menudo apuntan a lo que se conoce como el P/G Shiller nombrado en honor al Premio Nobel de Economía Robert Shiller.
Él toma el cociente del P/G y hace algunos ajustes por inflación y ganancias promedio en la última década. Es parecido a observar las calorías de la grasa en lugar de calorías.
De acuerdo con el PE Shiller, las existencias son costosas. Estamos ahora en 26.5 según su medida, en comparación con el promedio histórico de 16.
En la cima de la burbuja de las puntocom, se registró un índice P/G Shiller de hasta 44, mientras que en lo peor de la Gran Recesión, la relación se hundió a 13. El propio Shiller ha advertido que podríamos estar en otra burbuja.

Otras consideraciones

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero hay otros dos factores clave a considerar cuando juzgamos los precios de las acciones: en primer lugar, qué tan rápido está creciendo la economía y en segundo lugar, qué tan probable es que la Reserva Federal haga un caos.
Los optimistas admiten que las acciones estadounidenses no son baratas en estos momentos, pero consideran que las acciones están moviéndose hacia arriba por una razón lógica: las empresas estadounidenses y la economía están claramente en expansión.
Las últimas ganancias corporativas fueron fuertes a pesar de los vientos en contra provenientes de Europa, el ébola e ISIS, entre otros. Los 10 sectores del S&P 500 están creciendo y alrededor del 75% de las empresas superaron las expectativas.
“El crecimiento de las ganancias en el mercado alcista actual ha sido 20% por encima del nivel promedio de crecimiento de todos los mercados alcistas”, según Bespoke Investment Group, que analizó la expansión del mercado de valores desde la década de 1950.
La economía de Estados Unidos sigue avanzando dificultosamente, y se espera que el PIB de este año sea un poco mayor al 2%.
Todo esto apunta a una situación bastante sólida. Como una reciente nota de investigación de Goldman Sachs lo señaló: “las fuerzas macro y micro se alinean para elevar las acciones a un nuevo máximo; la tendencia debe extenderse hasta fin de año”.

La gran interrogante

Las acciones suelen ir en picada porque hay algún error gigantesco. La inflación se sale de control o la Reserva Federal se mueve demasiado rápido para subir las tasas de interés, por ejemplo.
“Los errores de política fueron los que condujeron a las recesiones en el pasado”, recuerda Chris Hyzy, jefe de inversiones de US Trust.
Por el momento, la inflación es de 1.7%, inferior a la meta de la Fed del 2%. Ciertamente, el mercado está temeroso del planeado aumento de la tasa de interés del banco central en 2015, pero la presidenta de la Fed, Janet Yellen, y sus compañeros de consejo están dando tantas señales como pueden acerca de lo que va a pasar y cuándo.
Las acciones sin duda están en el lado caro, pero como dijo Shiller a CNBC sobre el mercado de valores recientemente: “No es una mala inversión, a fin de cuentas”.

Ahora ve
La vaquita marina, el negocio de la extinción
No te pierdas
×