El ascenso del Nasdaq lanza alarma por burbuja tecnológica

El índice se acerca a su récord de 5,000 puntos, que superó por última vez en marzo de 2000; el panorama del sector se ha fortalecido y los expertos descartan que esta sea otra burbuja.
Paul R. La Monica
NUEVA YORK -

La última vez que el Nasdaq superó el nivel de 5,000 puntos fue en marzo de 2000. Es el único barómetro importante del mercado que no ha alcanzado un nuevo máximo histórico recientemente.
Pero el Nasdaq está ahora a sólo 7% por debajo de su cierre récord. Si este rally explosivo continúa, el índice tecnológico podría volver a la marca de los 5,000 antes del aniversario número 15 de su pico.
¿Quién lo hubiera pensado?
En una historia que redacté para CNNMoney en marzo de 2004 acerca de las acciones tecnológicas, hice una encuesta para preguntar a los lectores cuando pensaban que el Nasdaq volvería a los 5,000 puntos. Casi el 25% de los encuestados dijo que nunca.
Ha pasado un largo tiempo. Para poner en perspectiva cuánto tiempo ha pasado desde los días de gloria del Nasdaq -y cuánto ha cambiado en el sector tecnológico- considera lo siguiente.
Un operador o banquero de inversión de 30 años de edad (que ya no es lo suficientemente joven como para ser considerado un novato de Wall Street) estaba en el bachillerato la última vez que el Nasdaq estuvo por encima de los 5,000 puntos.
Taylor Swift tenía sólo 10 años de edad, y los fanáticos de la música todavía estaban tratando de averiguar si estaba bien descargar canciones de Metallica gratis en Napster.
Facebook, actualmente una de las empresas más valiosas en el Nasdaq, aún no existía. Mark Zuckerberg estaba aún a varios meses de su cumpleaños número 16.
Apple era un fabricante de computadoras en dificultades que Steve Jobs estaba tratando de reorganizar. No había iPods, ya no digamos iPhones ni iPads.
Google seguía siendo una empresa privada cuyo motor de búsqueda acababa recientemente de salir del estado beta mientras que Amazon, eBay y Yahoo eran advenedizos intrépidos en Wall Street.
AOL era la empresa dominante en Internet, y acababa de anunciar planes para fusionarse con el dueño de CNNMoney, Time Warner.
¿Necesito decir más?
¿Y ahora qué? Así que ¿deben los inversionistas estar preocupados por que las acciones tecnológicas se estén acercando a los niveles de burbuja de la época del auge de las puntocom? Tal vez.
Hay algunas similitudes inquietantes entre finales de 1990 y principios de 2000, sobre todo si nos fijamos en la escena de emprendimientos. Es justo preguntarse si las empresas privadas en auge como Uber, Snapchat, Airbnb y Dropbox realmente valen más de 10,000 millones de dólares.
Pero Eric Jackson, socio gerente de la diversión de cobertura Ironfire Capital, dice que la actualidad no se parece en nada a esos días.
“Estamos muy lejos de la locura”, dijo, recordando cómo los operadores estaban aún más obsesionados con la CNBC de lo que están ahora y se emocionaban cuando las empresas sin ganancias como Theglobe.com y VA Linux se volvían públicas y subían más de 600% en su primer día de cotización.
Eso hace que el estallido de 38% de Alibaba, una empresa rentable con una trayectoria de 15 años, parezca aburrido en comparación.
“No estoy listo para hacer sonar las alarmas y caer en pánico por una burbuja por el momento”, dijo Jackson.
Ted Parrish, coadministrador del fondo Henssler Equity Investor, dijo que las acciones tecnológicas ya públicas están ahora valoradas en niveles más razonables de lo que estaban hace 15 años. Microsoft, Intel y Cisco ahora son todos miembros fuertes del Dow, por el amor de Dios.
Los sobrevivientes del colapso de la burbuja tecnológica que todavía están vivos también resistieron la Gran Recesión. Claramente son empresas viables con poder de permanencia. Y muchas de ellas incluso pagan dividendos ahora. El sector tecnológico ha madurado.
“Hay más estabilidad en la tecnología”, dijo Parrish. “Las empresas líderes están aquí para quedarse. No veo otra depresión en las acciones tecnológicas en el corto plazo”.
Su fondo posee títulos de empresas de calidad como el fabricante de juegos de chips inalámbricos Qualcomm, que Parrish dijo que pensaba que estaba sobrevaluado en 2000, así como de Apple. También es dueño de títulos del motor chino de búsqueda (y empresa cotizada en el Nasdaq) Baidu.
Aun así, existen riesgos en comprar tecnología a estos niveles. Jackson dijo que cada vez es más difícil encontrar valores en las acciones de alta tecnología. Y los que no son lo suficientemente viejos como para recordar el año 2000 necesitan darse cuenta de que cuando las burbujas estallan, puede tomar décadas recuperarse.
Aunque Microsoft, Apple y varios otros líderes tecnológicos actuales cotizan a precios más altos que hace 15 años, Intel y Cisco están todavía muy por debajo de sus precios máximos de 2000.
Si tuviste la mala suerte de haber comprado el fondo cotizado PowerShares QQQ, un ETF que sigue a las principales 100 acciones no financieras en el Nasdaq, el 10 de marzo de 2000, todavía estarías en números rojos en esa inversión.
Pero Parrish dijo que es una buena señal que las acciones tecnológicas no se hayan recuperado tan rápidamente como el mercado más amplio. Las valoraciones eran tan extremadamente altas en ese entonces, que habría sido razonable esperar una rápida recuperación.
“Que el Nasdaq vuelva a los 5,000 puntos estaba destinado a pasar con el tiempo”, dijo. “Pero me alegro de que haya tomado tanto tiempo. Habría sido peligroso si hubiera ocurrido antes”.

Ahora ve
Sin el TLCAN, los estadounidenses tendrían que pagar más por estos productos
No te pierdas
×