Acciones energéticas sobreviven la caída en los petroprecios

Los títulos de firmas de la industria del petróleo y el gas eventualmente subirán, dicen analistas; pese a la caída actual en los precios energéticos, recomiendan mantener la inversión a largo plazo.
plataforma petrolera  (Foto: iStock by Getty Images)
Jesse Solomon
NUEVA YORK -

Si has estado revisando los titulares en los últimos días, es probable que estés convencido de que la caída de los precios del petróleo tendrá como resultado la muerte de la industria energética tal como la conocemos.
Es cierto, el fondo cotizado en Bolsa, Energy Select Sector SPDR ha caído 8% en menos de una semana. Y cuando me acerqué a Kim Forrest, de Fort Pitt Capital, para preguntarle si la energía es una buena compra en este momento, ella respondió: “nunca trates de agarrar un cuchillo que está cayendo”.
Pero los inversores a largo plazo no deben abandonar el sector de la energía. He aquí por qué:

1. El esquisto estadounidense aún sigue en auge

Ha habido un creciente temor en algunos sectores de que el renacimiento energético de América del Norte, que ha sido un importante motor de crecimiento desde la recesión, podría derrumbarse si los precios del petróleo caen por debajo de 70 dólares por barril.
Pero Tom Kloza, analista del Oil Price Information Service, dijo que muchas empresas de esquisto podrían seguir siendo rentables siempre y cuando el petróleo se mantenga por encima de entre 40 y 50 dólares por barril (actualmente se ubica en 68 dólares). La producción seguirá creciendo, aunque a un ritmo más moderado, afirmó.
“Dentro de un año estaremos produciendo más petróleo que en este momento, estoy seguro de ello”, dijo Kloza.

2. Una nación en consolidación

Sin duda, podría ser un viaje lleno de sobresaltos para muchas empresas de energía en los próximos meses si los precios del petróleo siguen siendo bajos. Particularmente, las empresas con grandes deudas y escaso flujo de caja podrían verse en problemas.
Pero también existe la posibilidad de que una ola de consolidación coloque a la industria sobre una base más sólida en el futuro. Eso es básicamente lo que sucedió en los últimos años en la industria de las aerolíneas, que es uno de los sectores con mejor desempeño de 2014.
“Las mejoras tecnológicas han reducido el precio del petróleo de su punto de equilibrio, pero hay algunos productores de alto costo que tendrán que evaluar si deben vender sus activos o salir de esto”, dijo Brian Jacobsen, estratega en jefe de cartera de Wells Fargo Funds Management.
“Esto es parte de la criba y selección natural de la industria”, dijo.

3. Las grandes firmas petroleras no van a desaparecer

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Inversores como Oliver Pursche, de Gary Goldberg Financial Services están argumentando a favor de comprar a largo plazo grandes acciones de energía como Exxon Mobil y Chevron.
A él le gustan los saludables dividendos de estas empresas, junto con sus “balances sólidos como la roca y sus flujos de ingresos fáciles de entender”.
También piensa que están bastante baratas en estos momentos.
Exxon y Chevron se cotizan a unos 13.5 y 11.6 veces las ganancias estimadas para el próximo año, respectivamente. Eso es en comparación con el S&P 500, que se cotiza a alrededor de 16 veces las ganancias del próximo año, según FactSet.

4. La economía mundial está creciendo

El exceso de la oferta mundial de petróleo es en parte resultado de una desaceleración económica mundial. Pero Pursche señala que la demanda de muchas de las economías del mundo finalmente resultará más fuerte que lo que el mercado está anticipando.
Cita a la creciente clase media en China e incluso en África como evidencia de la expansión futura.
De hecho, los inversores podrían no ser tan pesimistas después de todo en lo que respecta a los precios del petróleo. En una nota del lunes de Capital Economics, la firma de investigación señaló que “aunque el precio actual del petróleo se ha derrumbado, ha habido pocos cambios en el precio con descuento en el mercado de futuros a cuatro a cinco años por delante”.
Es un recordatorio de que las perspectivas a mediano y largo plazo siguen siendo muy fuertes para el sector de la energía.
La conclusión: Por supuesto, las cosas nunca están escritas en el mercado petrolero. Una crisis geopolítica o un desastre natural de cualquier especie podría disparar un alza en los precios nuevamente en un santiamén. La OPEP podría recortar la producción cuando le plazca.
De hecho, es posible que un rebote ya esté en marcha. Los precios del petróleo se recuperaron casi 4% el lunes.
De cualquier manera, el 2015 será un año volátil para la energía a medida que todos estos factores se desarrollan, de acuerdo con David Kotok de Cumberland Asesores.
“Ahora los inversores deben hacer una tarea seria y no dar nada por sentado”, dijo.

Ahora ve
La Casa Blanca se niega a investigar a Donald Trump por acoso sexual
No te pierdas
×