La contracción japonesa del tercer trimestre es más profunda

La economía bajó a 1.9% en el periodo, una cifra mayor a la estimada previamente; el descenso fue más profundo debido al mayor impacto de un impuesto a las ventas.
yen japón  (Foto: iStock by Getty Images.)
TOKIO (CNN) -

La contracción de la economía de Japón entre julio y septiembre fue más profunda de lo que se estimó previamente por declives en el gasto de capital, según cifras revisadas divulgadas este lunes, que respaldan la reciente decisión del primer ministro Shinzo Abe de postergar una segunda alza en el impuesto a las ventas.

Los datos indicaron que el impacto por el alza al impuesto sobre las ventas en abril fue mayor de lo esperado. Abe, quien llamó a elecciones anticipadas para el domingo, espera que los votantes respalden sus políticas de estímulo y que la decisión de aplazar el próximo año un segundo aumento al impuesto sobre las ventas reviva la maltrecha economía.

La contracción de la economía se revisó a 1.9%, cifra mayor al 1.6% reportado previamente, lo que confirmó que la tercera mayor economía del mundo cayó en recesión y que se espera un modesto repunte en el trimestre actual. La cifra se compara con la contracción de 0.5% que esperaban  analistas.

"Los datos confirmaron dos trimestres seguidos de recesión. El bajo crecimiento salarial en particular podría arrastrar el consumo privado y a toda la actividad económica", dijo Takeshi Minami, jefe economista del Norinchukin Research Institute.

En comparación con el trimestre previo, la economía cayó 0.5% de julio a septiembre, respecto al 0.4% estimado previamente y una baja de 0.1% esperada por el mercado, de acuerdo con cifras de la Oficina del Gabinete.

La baja en la economía se debió principalmente a un declive de 0.4% en el gasto de capital, cifra mayor al 0.2% estimado previamente, tras incorporarse el sondeo de gastos de capital de la semana pasada.

El 1 de abril, el impuesto a las ventas en Japón pasó del 5 al 8%, lo que golpeó el gasto familiar y llevó a registrar cifras pobres del PIB, y a que la economía entrara en recesión de acuerdo con cifras preliminares de noviembre.

Abe planeaba aumentar el impuesto al 10%, pero aplazó su decisión luego de que se dieron a conocer los resultados del PIB.

La decisión ha aliviado las preocupaciones en torno al panorama del gasto del consumidor, que representa un 60% del PIB.

Pero la recesión también ha demostrado que las políticas de estímulo de Abe no han sido suficientes para fortalecer a la economía.

La revisión del dato del PIB podría ser una mala noticia para el Banco de Japón, que escudriñará las cifras y otros factores este jueves y viernes, durante un encuentro de dos días para revisar las tasas de interés.

Se espera que el banco central japonés, que alivió su política monetaria el 31 de octubre, mantenga sin cambios sus decisiones y conserve la visión positiva en torno a la economía.

Ahora ve
La boda entre el príncipe Enrique y Meghan Markle será el 19 de mayo
No te pierdas
×