Obama encuentra respiro en la mejoría económica

El reciente reporte laboral de EU convirtió a 2014 en el mejor año para la contratación desde 2009; sin embargo, sigue habiendo críticas sobre la lentitud de la recuperación económica en el país.
obama  (Foto: CNN)
Chris Isidore y Patrick Gillespie
NUEVA YORK -

La recuperación de Obama lucía mucho mejor el viernes después de un reporte de empleo particularmente sólido que convirtió a 2014 en el mejor año para la contratación desde 1999. Pero, ¿cómo se compara eso con otros presidentes?
Los críticos del gobierno de Obama dicen que la recuperación económica ha tomado demasiado tiempo y que la tasa de desempleo aún no ha vuelto a caer a los niveles previos a la recesión. Argumentan que la tasa de desempleo real es aún mayor al 5.8% porque tantos trabajadores no habían abandonado en conjunto la fuerza laboral en los últimos seis años.
Los seguidores de Obama lo ven de otra manera. Señalan que el presidente asumió el cargo durante la peor crisis económica desde la Gran Depresión y ha logrado cambiar las cosas y hacer que el crecimiento retome su marcha.
El presidente Ronald Reagan tampoco fue ajeno a las recesiones. La economía estaba apenas saliendo de una cuando Reagan asumió la presidencia, y rápidamente cayó en una segunda recesión a comienzos de su mandato.
La inflación de dos dígitos era el principal problema en ese momento, algo que la Reserva Federal combatió al ubicar las tasas de interés en un porcentaje cercano pero menor al 20%. Una vez que la inflación fue derrotada y las tasas de interés volvieron a la normalidad, la economía despegó. Esa tasa de crecimiento no ha sido igualada desde entonces.
Hay muchas razones por las que la economía es diferente ahora: se debe a todo, desde el cambio tecnológico hasta una mayor competencia global; y podría pasar un tiempo antes de que Estados Unidos alcance los niveles de crecimiento de Reagan de nuevo, si es que alguna vez lo logra.
El presidente reciente con el mejor récord económico fue Bill Clinton, quien supervisó la adición de casi 23 millones de empleos durante sus ocho años en el cargo. Sus reformas de políticas fiscales y de gasto, que eliminaron los déficits presupuestarios anuales, merecen parte del crédito. Pero también lo merece la enorme mejora de la productividad que provino de la adopción generalizada de las computadoras personales y el Internet durante ese tiempo.
Todo estaba creciendo, pero como hemos aprendido en retrospectiva, también se estaba construyendo una burbuja tecnológica que volvería para perseguir a los futuros presidentes.
El estallido de la burbuja de acciones de Internet en 2000 condujo a una recesión leve al inicio del primer mandato del presidente George W. Bush. La recesión terminó pronto, pero las pérdidas de empleos continuaron durante más de un año, generando lo que fue ampliamente conocido como una recuperación sin empleo durante gran parte de la época de Bush en el cargo.
Cuando los trabajos finalmente llegaron, muchos se debieron a una burbuja inmobiliaria que finalmente llevó a la Gran Recesión.
Ha existido mucha más contratación con Obama que con Bush. Pero las alzas en los salarios de los trabajadores son muy limitadas, y el ingreso promedio básicamente se estancó durante la gestión de Obama.
Actualmente, el ingreso promedio está a la par con el nivel de 1995, la cual es una de las razones por la que muchos estadounidenses todavía no sienten que la economía haya mejorado realmente.

Ahora ve
Los avances parecen aproximarnos a la revolución del reconocimiento facial
No te pierdas
×