3 razones de la caída del euro

La fortaleza del dólar, el estímulo del BCE y Grecia están ejerciendo presión en la moneda; este lunes, el euro tocó su nivel más bajo frente al billete verde en nueve años.
dolar y euro  (Foto: Reuters)
Mark Thompson
LONDRES (CNNMoney) -

Para Europa, el nuevo año comienza donde terminó el año viejo: con la bajada del euro.

El lunes la moneda tocó brevemente su nivel más bajo frente al dólar en nueve años, antes de estabilizarse en torno a 1.19 dólares.

Ese tipo de cambio deja el euro con 20 centavos menos, o una caída de cerca del 14%, desde mayo de 2014. ¿Por qué ha caído de manera tan espectacular? Hay tres razones.

1. El poderoso dólar

Gran parte de la reciente caída del euro ha estado relacionada con la fortaleza de la divisa estadounidense. Durante el segundo semestre de 2014, el dólar del Tío Sam se apreció significativamente contra todas las demás principales divisas mundiales, como la libra esterlina, el franco suizo y el yen japonés.

La economía de Estados Unidos va a todo vapor, creciendo 5% en el tercer trimestre y creando empleos a un ritmo rápido. Eso ha permitido que la Reserva Federal ponga fin a su estímulo de emergencia -o flexibilización cuantitativa- y comience a hablar sobre cuándo elevará las tasas de interés desde sus mínimos históricos.

En comparación, en la eurozona el desempleo se ha quedado detenido en niveles cercanos a máximos históricos, la economía está estancada y el riesgo de deflación está muy presente. O Japón, donde las autoridades están haciendo de todo para estimular su economía.

2. La inminente flexibilización cuantitativa europea

Justo cuando la Fed comienza a endurecer la política monetaria, el Banco Central Europeo (BCE) parece a punto de lanzar su propia versión de flexibilización cuantitativa -implementándola posiblemente en su próxima reunión el 22 de enero- para evitar el riesgo de deflación.

El presidente del BCE Mario Draghi dejó pasar en diciembre la oportunidad de utilizar la última gran munición en el arsenal del Banco Central, diciendo que necesitaba más tiempo para evaluar el impacto de la caída del precio del petróleo sobre la inflación, el crecimiento y los salarios.

El panorama se ha oscurecido aún más desde entonces, y los funcionarios del BCE han estado muy ocupados trabajando en formas de iniciar un programa de compra de bonos gubernamentales, esto es en la práctica imprimir euros en grandes cantidades.

La primera estimación de la inflación de diciembre en la zona euro, a divulgarse el miércoles, podría mostrar un número negativo, exponiendo una deflación regional por primera vez desde el clímax de la crisis financiera.

Las expectativas de la intervención del BCE se acentuaron aún más el lunes luego de que Alemania anunció que la inflación se ubicó apenas en 0.1% el mes pasado, un número más débil que el esperado por los analistas.

3. Aumentan los temores griegos

El euro también se ve presionado por el riesgo de que las elecciones griegas el 25 de enero puedan reavivar la crisis de deuda de la eurozona.

En las encuestas de opinión lleva la delantera Syriza, un partido de oposición que quiere renegociar los términos del rescate griego por 240,000 millones de euros de la UE y el FMI, incluyendo la cancelación de parte de su enorme deuda así como revertir algunas dolorosas medidas de austeridad.

Alemania, y otros, se opondrán a esas demandas. Pues ceder terreno a Atenas podría hacer que otros países de la eurozona profundamente endeudados insistan en un tratamiento similar.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los informes de la prensa indican que el gobierno alemán podría aceptar la salida de Grecia de la zona euro si tiene que hacerlo. Además, ha habido pocos signos de contagio hasta ahora. Los rendimientos de los bonos del Gobierno italiano, español, portugués e irlandés se han mantenido estables, mientras que los costos de endeudamiento de Grecia se han disparado.

El resultado más probable es un complicado acuerdo que seguramente no entusiasmará a los inversionistas.

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×