OPEP vs. EU, ¿quién cederá primero en el petróleo?

La sobreoferta afecta al mercado, pero los participantes no quieren ceder, dice Travis Hoium; no se espera que la OPEP, EU o Rusia disminuyan la producción este año para impulsar los precios.
petroleo  (Foto: iStock by Getty)
Travis Hoium
NUEVA YORK -

El diccionario Merriam-Webster ofrece esta definición de la palabra capitular: “Dejar de luchar contra un enemigo o adversario; admitir que un enemigo o adversario ha ganado”.

No estoy seguro de a quién están combatiendo las compañías petroleras, si son los operadores de acciones petroleras, la OPEP, Rusia, o alguna fuerza invisible del mercado, pero están perdiendo. El estándar doméstico, el crudo West Texas Intermediate, cayó por debajo de los 45 dólares por barril el martes, mientras que el estándar mundial, el crudo Brent, ahora está muy por debajo de los 50 dólares.

¿Quién detendrá la hemorragia? La OPEP no recortará la producción, se espera que Estados Unidos aumente la producción en 2015, y Rusia no tiene más remedio que vender el crudo que tiene para hacer dinero. Pero alguien tendrá que capitular si estos jugadores tienen como objetivo frenar la caída de los precios del petróleo.

Las compañías energéticas están nerviosas acerca de un recorte en el gasto, pero las plataformas petroleras aún están encontrando trabajo de extracción de petróleo.

¿Quién va a parpadear primero?

Dependiendo de a quién le preguntes, los mercados petroleros tienen un exceso de oferta de entre 1 millones y 2 millones de barriles por día. Eso crea un problema con los precios del petróleo debido a que la oferta y la demanda son muy poco flexibles, lo cual significa que no cambian mucho, incluso aunque los precios cambien dramáticamente. Piensa en tu propio uso de la gasolina. Si los precios caen 50%, ¿cuánto más conduces? Probablemente no mucho.

Esta falta de elasticidad puede causar salvajes oscilaciones de precios si el mercado cuenta con una escasez o exceso de oferta. Con el mercado actualmente con un exceso de oferta de entre 1% y 2%, los precios han caído rápidamente. La única manera de solucionar el problema es poner el suministro más en línea con la demanda a través de una reducción de la producción petrolera.

Normalmente, es el papel de la OPEP reducir la producción cuando el mundo está produciendo demasiado, pero al hacer esto durante las últimas décadas, su participación en el mercado mundial ha caído desde el 50% en 1980 a cerca de 33% en la actualidad. Está harto de perder participación y se mantiene firme en mantener la producción en 30 millones de barriles por día, sin importar el costo.

El ministro de Petróleo saudita, Ali al-Naimi, incluso dijo que la organización podría capear el temporal si el petróleo cae a 20 dólares por barril.

Y Estados Unidos no está ayudando tampoco. Según la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés), los productores de petróleo estadounidense añadirán otros 720,000 barriles por día a la producción de este año, lo cual agrava el exceso de oferta.

Continental Resources y Linn Energy son sólo dos de las empresas que han reducido el gasto de capital en nuevos pozos en 2015, pero eso no quiere decir que vayan a frenar la producción. La parte más cara de un pozo de petróleo es la perforación inicial; una vez hecho esto, los costos de producción de la fractura hidráulica y la producción están muy por debajo de los 50 dólares por barril, así que la producción continuará.

Rusia es otro jugador importante en el mercado y alcanzó un récord postsoviético de 10.667 millones de barriles por día de producción en diciembre. Rusia no está recortando la producción, ¡sino que la está aumentando gradualmente!

¿A quien perjudicará más esto?

Si nadie cede en la producción, las afectaciones generadas por los bajos precios del petróleo seguirán sintiéndose en todo el mundo. Rusia se arriesga a perder hasta 140,000 millones de dólares en 2015 si los precios se mantienen bajos; la EIA pronosticó que la OPEP perdería 257,000 millones de dólares, pero eso era antes de que el petróleo cayera por debajo de los 50 dólares por barril.

En el mercado de valores, empresas como Continental Resources y Linn Energy, que han utilizado la deuda para expandir la perforación, tendrán los mayores problemas. Continental tiene 5,800 millones de dólares en deuda en su balance general y Linn tiene la impresionante cifra de 11,800 millones de dólares en deuda. Ambos están desembolsando menos en gastos de capital este año, pero la desventaja de utilizar la deuda para impulsar la expansión es que si los mercados de crédito se congelan debido a los precios bajos del petróleo o a alguna otra situación, las empresas podrían enfrentar problemas de liquidez, lo cual las forzaría a una venta o incluso a la quiebra.

La única manera en que yo jugaría en los mercados petroleros actuales es con los proveedores de servicios como Seadrill, Halliburton, Core Laboratories, o Schlumberger, que son necesarios sin importar de dónde se extraiga el petróleo. Conseguirán trabajo independientemente de si Rusia, Arabia Saudita, o Estados Unidos extraen petróleo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Apostar en exploradores individuales es más arriesgado, porque estás apostando contra que entidades como la OPEP y Rusia reduzcan la producción. No lo han hecho todavía, y no estoy dispuesto a apostar en contra de ellos en esta batalla. Los compradores deben tener cuidado en lo que respecta a las acciones energéticas hoy en día.

Travis Hoium es un ingeniero mecánico que trabajó durante 7 años en 3M antes de obtener su MBA y escribir para The Motley Fool.

Ahora ve
Argentina, la NASA y marinos de varios países buscan al submarino San Juan
No te pierdas
×