Prevención, no cárcel, para combatir corrupción: Gurría

México puede adoptar ‘de golpe y porrazo’ las mejores prácticas anticorrupción: jefe de la OCDE; prevenir es la clave del éxito para acabar con este mal, afirma José Ángel Gurría.
gurria  (Foto: Agencias)

Tomar riesgos va con el puesto. José Ángel Gurría, el mexicano que está al frente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), cree que México puede adoptar las mejores prácticas anticorrupción del mundo y está dispuesto a acompañarlo.

A principio de 2015 el organismo aceptó la supervisión de la nueva licitación del tren México-Querétaro y garantizará que este proceso y el del aeropuerto de la ciudad de México “no sólo sean transparentes, sino eficientes y robustos”, dijo Gurría entrevistado durante el Foro Económico Mundial que se celebró la semana pasada en Davos, Suiza.

El Gobierno revocó en noviembre la concesión otorgada a la china Railway Construction Corporation y socios mexicanos para dar tiempo a otras compañías a preparar una oferta.

 Gurría, quien dirige el organismo multilateral desde 2006, espera un crecimiento cercano al 3% para México en 2015, pero está convencido de el crecimiento global puede impulsar un crecimiento más robusto, así como las reformas “impresionantes” de México en los últimos años, “cada vez más, la gente está sorprendida de que hayamos sido capaces” de aprobar. 

 —México adoptó las reformas, pero aún no ha visto el crecimiento.

—Este año México crecerá entre 3 y 3.5%, quizá más cerca del 3 en virtud de la caída de precios del petróleo, vamos a ver el neto del petróleo cómo afecta, porque hay un elemento compensatorio y es el hecho de que la economía mundial va a crecer más. Para un país como México que está abierto y que depende mucho del comercio, el hecho de que crezca más el reto de la economía le ayuda. Segundo, importamos gas y ahora hasta petróleo ligero, todos más baratos, eso va a compensar también más la exportación petrolera.

 —¿Cómo afectarán la compra de 60,000 millones de euros diarios de bonos diarios anunciada por el Banco Central Europeo (QE, por sus siglas en inglés)?

El QE va a beneficiar al mercado europeo porque aumenta el valor de los activos, en segundo lugar aumenta el crédito, es un paquete de crédito, no sólo de compra de deuda, y porque además le vas a estar comprando a los bancos los bonos. Los bancos se van a deshacer de los bonos y se quedan más líquidos para prestar.

 —Al haber más liquidez en Europa, ¿puede beneficiarse México con inversiones procedentes de esos países?

 —El problema es que aquí no hay un país, son 18 países y cada uno de ellos tiene condiciones diferentes, la productividad es diferente, la rentabilidad del capital es diferente dependiendo de los regímenes regulatorios, que no están alineados. Aquí, por ejemplo, no tienes una sola regulación de electricidad, en telecom ni en un montón de cosas. El mercado está en construcción.

A México, simplemente, le afecta que va a ser más competitivo Europa y nosotros tenemos que esforzarnos más. Es la regla de Avis, la empresa de renta de alquiler de autos, que cuando llegabas tú a alquilar un carro  tenía un letrero que decía, “we are number two  so we try harder” (somos los número dos, así que nos esforzamos más).

Nosotros tenemos que tener la regla de Avis todo el tiempo, porque somos “number two”: no somos Estados Unidos ni Alemania, ni GB ni Japón. Somos más vulnerables, venimos de atrás, hemos hecho mucho la tarea, las reformas son impresionantes y cuanto más pasa el tiempo más impacto se está viendo y más la gente entiende el alcance y la importancia más se sorprende de que hayamos sido capaces de hacerlo. Claro, ahora es implementación, ejecución, puesta en práctica. Pero, en todos los casos eso es un reto pero primero tienes que tener la legislación y la legislación ya pasó.

México pinta bien porque además EU es el más influyente para el crecimiento de México desde el punto de vista del entorno comercial y de las inversiones, y EU es a quien le va a ir mejor en el futuro previsible. Eso nos va a ayudar también.

 La OCDE va a  apoyar a México en las licitaciones del tren México Querétaro y del Aeropuerto.

 Además ya estamos trabajando con CFE para una serie de cosas para evitar la colusión en las licitaciones y ya estábamos antes trabajando con Pemex. Hemos trabajado mucho con el Seguro Social y con el ISSSTE y con la Secretaría de Desarrollo Social en la compra de medicinas. Con todos los grandes compradores hemos estado trabajando y de lo que se trata ahora es que también asegurar que el proceso además de transparente sea muy robusto, eficiente, y que se ajuste a las mejores prácticas internacionales.

—México sigue estando en los rankings de corrupción.

—Pero dejará de estarlo en la medida en que tengamos las mejores prácticas de compras y lo podamos demostrar.

 —¿No se mete en un riesgo la OCDE al entrarle a este tema?

 Todos los días tomamos riesgos, con nuestros países miembros y muchos otros que no lo son. Porque si nosotros no nos atrevemos a acompañar a los países a las reformas entonces no se justifica (la OCDE).

 —¿Qué puede hacer México?

Existen mejores prácticas. Yo soy depositario de la convención anticorrupción mundial. Somos un instrumento jurídico, legal, aprobado por todos los parlamentos de todos los países. Acabamos de publicar el informe sobre sobornos de empresas en el extranjero.

 —¿Qué puede adoptar México que tenga un efecto inmediato?

—México puede actualizar de golpe y porrazo y parecerse a las mejores prácticas de todo el mundo.

Lo más importante de los regímenes anticorrupción no es meter a la gente en la cárcel, es prevenir la corrupción, esa es la clave del éxito. Es como la salud, cuesta mucho más curar a los enfermos que prevenir que se enfermen.

 Integridad, transparencia y prevenir.

Ahora ve
La vida y la muerte de la princesa Diana sacudieron a la realeza británica
No te pierdas
×