4 focos rojos para la economía de Estados Unidos

El petróleo y el estancamiento salarial pueden ocasionar una caída económica en el país: expertos; los mercados de valores ya están atrasados para una corrección; es decir, una caída de 10% o más.
wall street 7 de enero  (Foto: CNN)

Los bajistas de Wall Street están nuevamente de moda.

Después de casi seis años de un mercado de valores estadounidense en alza, los inversores están preocupados por cuánto tiempo va a durar. De repente, las opiniones de los tipos negativos están recibiendo mucha atención.

Los bajistas argumentan que una crisis está cerca con base en cuatro factores: la caída de los precios del petróleo, el estancamiento de los salarios, la “espada de dos filos” de una fortaleza del dólar estadounidense y grandes problemas en el extranjero.

“Las ganancias y la actividad económica de hecho se están debilitando, no fortaleciendo”, dice James Abate, jefe de inversiones del Centre Asset Management, que gestiona más de 8,000 millones de dólares. “Las perspectivas de crecimiento, para nosotros, se están deteriorando”.

1. El dilema del dólar

Uno de los mayores problemas que enfrentan las empresas en este momento es la fortaleza del dólar estadounidense. El euro alcanzó recientemente un mínimo de 11 años de alrededor de 1.10 dólares frente al euro. Esto puede sonar bien -es más asequible viajar a Europa-, pero afecta a las empresas estadounidenses que venden sus productos en el exterior.

Los bienes estadounidenses de exportación rápidamente se están volviendo más caros -y menos atractivos- para los compradores extranjeros.

Considera, por ejemplo, que Microsoft reportó sólidas ganancias el martes, pero sus acciones cayeron hasta en un 10% porque está pronosticando ventas más débiles en el extranjero debido a la fortaleza del dólar estadounidense. Lo mismo aplica para Procter & Gamble y United Technologies, algunas de las mayores empresas estadounidenses, que emplean a miles de personas.

“Hay límites a cuánto más puede apreciarse el dólar estadounidense antes de que empiece a afectar más en serio la actividad económica”, dice Sheryl King, directora senior de investigación de Roubini Global Economics y ex economista de Bank of América.

Lee: El mundo vive una guerra de divisas

2. El oneroso costo del petróleo

Al igual que el dólar, hay dos versiones de la dramática caída en los precios del petróleo desde más de 100 dólares el barril el verano pasado a 45 dólares ahora. Los estadounidenses adoran la gasolina barata en la bomba, pero los bajos precios del petróleo están obligando a las empresas a reducir el empleo y el gasto.

El sector petrolero ha añadido más de medio millón de puestos de trabajo -muchos de ellos bien remunerados- desde que la recesión terminó en junio de 2009. Eso es el 13% de todo el crecimiento de empleo en Estados Unidos durante ese periodo.

Ahora, las empresas de energía y sectores afines están despidiendo a miles de personas. Debemos esperar que esa tendencia continúe, dicen los bajistas.

“La caída de los precios del petróleo continuará y conducirá a más, yo creo, comentarios preocupantes a medida que estas empresas empiezan a reportar cada trimestre”, dice Brian Sozzi, jefe de estratega de renta variable de Belus Capital Advisors.

Ya está dañando las ganancias corporativas. Toma como ejemplo el martes: el Dow Jones cayó 291 puntos después de que Caterpillar, la mayor empresa de equipos de construcción del país, reportó un descenso del 25% en las utilidades debido a la ralentización de la actividad en las regiones productoras de petróleo.

3. Preocupaciones en el extranjero

Más allá del petróleo, el panorama económico global provoca que los bajistas crean que Estados Unidos podría no ser el remolcador que jale a todos hacia adelante.

El crecimiento en China se está desacelerando.El Banco Nacional de Suiza encendió una “guerra de divisas” este mes después de una medida sorpresiva. El Banco Central Europeo lanzará una balsa salvavidas a sus naciones que se ahogan en la deflación, y Japón ya está en deflación.

Además de eso, Grecia acaba de elegir un líder que casi seguramente causará tensión con otros líderes, y las tensiones europeas están a punto de estallar de nuevo entre Rusia y Ucrania.

“Todo el mundo parece estar cayendo o tambaleándose de alguna manera” en el extranjero, dice Matt Kerkhoff, director de investigación en Dow Theory Letters, un boletín informativo en línea. La economía estadounidense “realmente no puede tener un desempeño superior mientras el resto está en ruinas”.

4. Un cambio en la Fed

La pregunta es si los consumidores y las empresas estadounidenses gastarán lo suficiente como para compensar la desaceleración mundial. Pero hasta ahora, los salarios han sido planos para muchos estadounidenses durante la recuperación.

Ajustados por inflación, los salarios semanales promedio fueron de 790 dólares en el cuarto trimestre de 2007; apenas se elevaron 1% a 796 dólares en el último trimestre de 2014.

Aunque el empleo y la actividad económica cobraron impulso el año pasado, los salarios siguen rezagados. Algunos bajistas creen que los salarios, no el crecimiento del empleo, se convertirán en el factor decisivo clave para que la Reserva Federal eleve las tasas de interés. El banco central hará su primer anuncio de política de 2015 el miércoles.

Este miércoles, la Fed anunció que será paciente para el inicio del alza de las tasas de interés, aunque subrayó que la medida depende del progreso en sus objetivos de crecimiento del empleo e inflación.

Expertos de todo el espectro creen que el crecimiento de los salarios en 3.5% será el número clave que la Fed quiere ver antes de que eleve las tasas. Por el momento, el crecimiento salarial es de sólo 1.7% anual.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“La realidad es que, hasta que la inflación salarial suba, creo que la Fed permanecerá en espera durante todo el tiempo que sea necesario, o siempre, básicamente”, dice Abate del Centre Asset Magement. “La productividad va hacia abajo, no hacia arriba. Y eso es un gran problema para las ganancias salariales reales”.

Al entretejer sus cuatro factores, el manto de los bajistas para 2015 luce rápidamente sombrío y gris. Los mercados de Estados Unidos ya están atrasados para una corrección -una caída de 10% o más- y este contexto global podrían exacerbar la caída cuando se produzca. 

Ahora ve
Tesla desvela su prototipo de tráiler eléctrico con conducción autónoma
No te pierdas
×