Petroprecios caerán hasta los 30 dólares, estima Citigroup

El desplome de los precios del crudo quizá no haya terminado, sugiere el banco estadounidense; para recuperarse se requeriría que dejaran de operar varias plataformas de Estados Unidos.
petroleo  (Foto: Getty)

El desplome de los precios del petróleo quizás no haya terminado, sostiene Citigroup pese a la reciente estabilización.

Tras sufrir una épica caída el año pasado el petróleo mostró signos reales de recuperación el martes cuando el WTI cerró en 53 dólares, aunque el miércoles tuvo un desplome de 9% y finalizó en 48 billetes verdes por barril.

Los conductores de Estados Unidos tal vez notaron también un repunte en los precios de la gasolina. El precio nacional promedio del galón subió casi cinco centavos de dólar el miércoles, según la Asociación Automovilística Estadounidense. El alza del petróleo también provocó que los precios de las acciones en Wall Street subieran el martes.

¿Qué está pasando?

Todo se reduce a la oferta y la demanda. El mundo está inundado de petróleo, más de lo que necesita, especialmente teniendo en cuenta la escasa demanda causada por el lento crecimiento en el extranjero.

Sin embargo, hay nueva evidencia de que los productores de petróleo de Estados Unidos están empeñados en remediar el problema de la sobreoferta, recurriendo al cierre de plataformas de perforación. Eso está causando que los precios repunten y algunos expertos creen que los precios del petróleo y la gasolina ya han tocado mínimos. Un alto funcionario de la OPEP incluso predijo que el crudo podría dispararse a más de 200 dólares el barril.

Pero Citigroup no está convencida de la tesis de que los precios ya tocaron fondo. En un par de informes divulgados esta semana, el banco advierte que el crudo acaso deba caer a 30 dólares porque el mundo aún tiene demasiado hidrocarburo disponible.

“Para que el mercado de verdad se equilibre, el número de plataformas petroleras en Estados Unidos tendría que caer significativamente más y probablemente el mínimo del rango de la cotización de precios para 2015 sea mucho más bajo”, escribió el analista de Citi Seth Kleinman en un análisis el miércoles.

Ese pensamiento podría estar influyendo en el ánimo de los operadores de petróleo este miércoles, pues el barril cerró en 48.45 dólares en los mercados neoyorquinos.

El problema de la sobreoferta persiste

Citi estimó que la oferta continúa superando la demanda en alrededor de 1 millón a 1.5 millones de barriles por día. Esa no es exactamente una receta para el aumento de los precios, sobre todo porque la OPEP no parece dispuesta a intervenir para equilibrar el mercado como lo hace normalmente.

Los precios del petróleo se dispararon luego de que la compañía Baker Hughes dijera que el número de plataformas petroleras activas disminuyó en una cantidad récord la semana pasada. Ellos, por ejemplo, tienen 24% menos respecto a su máximo en octubre. 

Pero que las plataformas y torres de perforación activas hayan disminuido no significa que la producción también lo haya hecho, en especial si consideramos la creciente productividad lograda por los productores estadounidenses de esquisto (shale) en los últimos años. La producción en Estados Unidos de hecho aumentó a un récord de 9.3 millones de barriles diarios durante la semana del 23 de enero, según Yardeni Research.

“La producción de energía no se controla como un interruptor de luz. La reacción de la oferta tarda meses, no días”, explicó Art Hogan, principal estratega de mercado de Wunderlich Securities.

Citi también advierte que el número de plataformas operativas sólo ha disminuido en un 9% desde su máximo en los tres grandes yacimientos de gas shale: Bakken, Eagle Ford y Permian. Eso es un gran problema porque estas regiones están bombeando toneladas de petróleo.

Si la actividad de las plataformas en esos tres grandes yacimientos no disminuye sustancialmente, la producción de petróleo de Estados Unidos todavía podría aumentar en cerca de 1 millón de barriles por día en 2015.

¿Se fueron con la finta?

Esta no sería la primera vez que el mercado energético se va con la finta y reacciona precipitadamente ante la disminución de la cantidad de plataformas operativas. A principios de 2009, los precios del gas natural en Estados Unidos subieron anticipadamente apoyándose en datos sobre plataformas inactivas para caer a nuevos mínimos a fines de año.

“La historia parece destinada a repetirse”, escribió Kleinman.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Si los productores de petróleo se vuelven a ir con la finta, pueden terminar más perjudicados en el largo plazo.

“Cualquier expectativa de una precoz recuperación en los precios podría impedir mayores recortes en la producción, prolongando así la sobreoferta y los bajos precios”, escribió Kleinman.

Ahora ve
Escultores del hielo alistan sus piezas en mercado de Edimburgo
No te pierdas
×