25% de compradores de oro ven cerca el fin de Wall Street

Estos inversores están convencidos de que el metal precioso subirá a 10,000 dólares la onza; el metal amarillo se considera una cobertura contra la inflación y la caída del dolar.
ORO LINGOTES  (Foto: Getty)

Algunas personas compran oro porque creen que el colapso de la economía es inminente.

Están convencidos de que el metal precioso subirá a 10,000 dólares la onza (actualmente se cotiza en alrededor de 1,225 dólares), cuando el Gobierno de Estados Unidos se derrumbe, dijo Peter Hug, un ejecutivo de la minorista de metales Kitco.

Estos compradores están locos, dice Hug, pero conforman una parte sustancial del mercado de oro físico estadounidense; al menos un 25%.

El oro siempre se ha considerado como una forma de seguro contra crisis económicas. Muchos creen que si el sistema financiero o político se colapsa, el oro todavía tendrá valor.

Los fanáticos de este metal también le temen a la inflación y la caída del dólar. Para ellos, la enorme cantidad de dinero que la Reserva Federal de EU ha impreso desde la Gran Depresión es una señal de alerta.

Comercio del fin del mundo

Llama la atención que Hug haya calificado de locos a algunos de sus clientes principales en la Inside ETF Conference el mes pasado. Su empresa, Kitco, es una de las mayores minoristas en línea de metales preciosos en Norteamérica.

El ejecutivo dijo que la influencia de estos compradores es más evidente en el mercado entre las unidades más pequeñas de oro físico de entre una y 32 onzas.

"Compran el metal y este simplemente desaparece. Acaba bajo el colchón de alguien. Quieren usarlo cuando se acabe el mundo”, dijo Hug a CNNMoney.

¿Temores irracionales o salvavidas inteligentes?

Peter Schiff, un elocuente inversor en oro, dijo que esta caracterización de los compradores de oro es injusta.

“Los temores de un colapso económico en Estados Unidos no son irracionales. Creo que es más irracional cuando la gente está confiada en que nada puede salir mal”, dijo Schiff a CNNMoney.

Es difícil cuestionar a aquellos que apostaron por el oro antes de la crisis de Lehman Brothers en septiembre de 2008. Los precios se dispararon desde alrededor de 800 dólares la onza a finales de 2007 a más de 1,800 dólares en 2011.

¿Dónde está la hiperinflación?

La inflación sigue siendo inexistente. De hecho, la deflación es una preocupación mayor ahora mismo en muchas partes del mundo. Eso en parte es porque el oro ha bajado a menos de 1,250 dólares la onza en la actualidad.

Schiff reconoce que algunas personas son tan paranoicas que no poseen nada más que oro.

“Eso es ser demasiado paranóico y tal vez obsesivo. ¿Pero es acaso menos racional que la persona que no posee oro en absoluto?”, preguntó.

Schiff dijo que su firma de corretaje, que vende oro para entrega, recomienda que la gente tenga entre 5% y 15% de su cartera de inversión en este metal.

Jugar la carta del miedo

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Hug, un canadiense, dijo que el comercio del miedo es mucho más común en Estados Unidos de lo que en Canadá. Esto podría ser en parte porque el sistema financiero canadiense es considerado menos riesgoso que Wall Street y recibió mucho menos golpes en 2008.

“No puedes apoyarte del miedo al colapso tan bien en Canadá si eres corredor de oro como en Estados Unidos”, dijo.

Ahora ve
EU pide a Latinoamérica romper contacto comercial y diplomático con Pyongyang
No te pierdas
×