Un dólar más caro pega a la inflación de febrero

El alza en bienes no alimenticios y duraderos muestra los efectos del debilitamiento del peso; analistas señalan que en los próximos meses se va a observar este efecto de manera más fuerte.
autos venta  (Foto: iStock by Getty Images.)

Los precios al consumidor reflejan los primeros efectos de la depreciación del peso frente al dólar durante la primera quincena de febrero ante el aumento en las mercancías no alimenticias y duraderas.

"La evolución de la inflación subyacente [que elimina elementos volátiles como energía y alimentos] se explica por un aumento en las mercancías y creemos que esto se debe a los primeros signos de influencia del tipo de cambio, con la inflación de los bienes durables acelerándose a 1.4% anual", dijo en un reporte el economista en jefe de Barclays, Marco Oviedo.

La inflación subyacente, también referente para las decisiones de política monetaria, mostró un aumento de 0.28% en la primera mitad de febrero para alcanzar una variación anual de 2.42%, cifra mayor a lo esperado, aunque el índice general se ubicó en 3.04% por menores precios de alimentos y energéticos.

Para Oviedo, los rubros de mercancías no alimenticias y durables reflejarán durante los próximos meses las presiones del dólar, ya que varios bienes son de importación y por lo tanto están ligados al tipo de cambio, que en los últimos seis meses de 2014 tuvo una depreciación de 13.5%.

Las mercancías no alimenticias abarcan la ropa y calzado, mientras que los duraderos son los autos y electrodomésticos.

Aunque el aumento en la inflación subyacente en la primera mitad de febrero fue compensado por el descenso en algunos alimentos como el jitomate y los energéticos, analistas de Banamex coincidieron en que se observó influencia de la depreciación del tipo de cambio.

"Debe notarse que este avance de precios [en mercancías no alimenticias] no responde al incremento de un producto en particular, sino más bien se trata de una tendencia general en la formación de precios de las mercancías".

Apenas la semana pasada, el Banco de México (Banxico) dijo que estará vigilante del tipo de cambio y sus posibles efectos sobre la inflación ante la posibilidad de que un alza de tasas de la Reserva Federal golpee al peso.

“Nosotros esperamos que entre febrero y marzo comience a observarse de manera más fuerte este efecto del tipo de cambio en la inflación, y también no es un efecto que se disipe en uno o dos meses de acuerdo a lo que hemos visto podría durar entre 6 y 12 meses”, dijo en entrevista el analista de Ve por Más, Isaac Velasco Orozco.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Oviedo puntualizó que por el momento el descenso en algunos alimentos y energéticos da espacio al Banco Central para no elevar las tasas de interés antes de que la Reserva Federal.

“Banxico va a tener espacio de no subir (las tasas de interés) antes que la (Reserva Federal de Estados Unidos) Fed, y esperarse a tener un panorama más claro, pero si vemos que se comienza a contaminar de una manera sostenida y el tipo de cambio se mantiene presionado, quizá la probabilidad de que actúe es mayor”, puntualizó el experto en entrevista.

Ahora ve
Tiroteo en hospital de Guatemala deja seis muertos
No te pierdas
×