México reduce a 2.1% su déficit en cuenta corriente en 2014

La reducción del saldo negativo se dio en medio de un entorno global volátil, dice Banxico; el déficit para todo el año pasado fue de 26,545 millones de dólares, detalla el banco central.

México registró en 2014 una moderación en el déficit de cuenta corriente de la balanza de pagos y una reducción en la cuenta financiera, en medio de un entorno global volátil, dijo este miércoles el Banco de México.

El saldo negativo de la balanza de pagos se redujo a 2.1% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2014 desde el 2.4% del año previo, de acuerdo con un informe del Banco de México.

En el cuarto trimestre, el saldo negativo en la balanza de pagos fue de 5,310 millones de dólares, para acumular en todo el año un déficit de 26,545 millones de dólares, indicó la entidad.

La cuenta financiera observó un superávit de 55,962 millones de dólares en 2014, un descenso del 14% contra el saldo a favor del año previo.

"En 2014, México siguió atrayendo recursos del exterior dirigidos a la adquisición de instrumentos financieros en moneda nacional, en un contexto en el que en la segunda parte del año se incrementó la volatilidad en los mercados financieros internacionales", indicó el  banco central.

"Cabe señalar que, a pesar de la mayor volatilidad en los mercados financieros internacionales, en términos generales, los ajustes en los mercados nacionales se dieron de manera relativamente ordenada", aseguró.

El interés de inversionistas extranjeros aumentó su ritmo de expansión en el cuarto trimestre en deuda local de mediano y largo plazo, explicó la autoridad.

Un eventual aumento en el costo del crédito en Estados Unidos ha despertado temores de una salida de capitales en mercados emergentes, en la búsqueda de mejores rendimientos en instrumentos denominados en dólares.

El peso mexicano se depreció un poco más de 13% en 2014 por la fortaleza global del dólar y en medio de un declive de los precios del crudo, un fenómeno que podría despertar presiones inflacionarias, de acuerdo con el banco central.

No obstante, el jefe del banco central, Agustín Carstens, reafirmó la semana pasada que la inflación cerrará este año debajo del objetivo oficial de 3%.

Ahora ve
El gobierno español sigue esperando que Puigdemont aclare su postura
No te pierdas
×