Gasolina barata causa deflación en Estados Unidos

Los precios de los bienes en el país disminuyeron 0.1% enero respecto al mismo mes de 2014; este indicador podría hacer que la Fed dude en su intención de subir las tasas de interés este año.
gasolina carro  (Foto: Thinkstock)
Patrick Gillespie
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Estados Unidos registró en enero algo que no había visto en años: deflación. Los precios de los bienes disminuyeron -0.1% en enero respecto a hace un año, según el Departamento de Trabajo del país. Eso significa que, en comparación con enero de 2014, este año costó menos comprar cosas en Estados Unidos.

Es la primera vez desde octubre de 2009 que la economía estadounidense experimenta una deflación anual. Pero los economistas dicen que no hay razón para el pánico: la economía sigue mejorando en términos generales.

“Hay poco peligro de que este episodio temporal de descenso de los precios de la energía se vuelva una espiral más perniciosa de deuda-deflación”, apunta Paul Ashworth, principal economista para Estados Unidos de Capital Economics.

La principal causante de esta caída de los precios es la gasolina barata. Hace un año, un galón de gasolina costaba unos 3.40 dólares. El mes pasado el galón valía en promedio 2.15 dólares. Pero en febrero su precio se estabilizó, algunos arguyen que es probable que la gasolina aumente en lo sucesivo.

Por el momento, la inflación es el único criterio importante de la economía que se mueve en dirección equivocada. Una economía estadounidense fuerte y creciente suele tener una inflación de alrededor del 2% anual, por lo que un número negativo está lejos de esa marca. Enero, además, fue el tercer mes consecutivo de caídas de los precios.

Si los precios de la gasolina repuntan, entonces la cifra total de la inflación debería comenzar a subir de nuevo. Aunque la mayoría de los estadounidenses están atentos a los precios de los alimentos y la energía, los economistas también se fijan en la llamada inflación subyacente, que excluye esos dos elementos. La inflación subyacente en realidad subió 1.6% respecto a hace un año, otra señal de que la gasolina es el principal factor de volatilidad.

La deflación de enero podría causar, sin embargo, que la Reserva Federal vacile en elevar las tasas de interés, lo que muchos esperan que haga este año. La presidenta de la Fed Janet Yellen y sus compañeros de la junta no quieren subir las tasas de interés hasta que la economía muestre un verdadero avance.

En general, la economía de Estados Unidos tiene muchos signos de mejora. La tasa de desempleo está bajando, el crecimiento se está acelerando y la contratación ha sido fuerte. Sin embargo, muchos estadounidenses no han visto en varios años ninguna mejora real en sus salarios.

Cuando Yellen compareció ante el Congreso esta semana, la acribillaron con preguntas sobre la falta de crecimiento en los salarios y por qué los ciudadanos de a pie no están sintiendo la recuperación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Dado que los salarios permanecen estancados, los consumidores han agradecido los bajos precios de la gasolina, pero ese alivio no durará mucho tiempo. La mayoría de los economistas pronostican que el combustible barato y la deflación serán de corta duración.

“En resumen, hablar de deflación es una completa tontería pues este indicador inflacionario ha bajado casi exclusivamente por los precios energéticos”, dijo Peter Boockvar, principal analista de mercado de Lindsey Group en Fairfax, Virginia.

Ahora ve
Elon Musk presume Roadster, el auto deportivo eléctrico de Tesla
No te pierdas
×