Alza en tasa de la Fed, también es buena noticia… para EU

La decisión que tomará el Banco Central este año significa un respaldo a la economía y al ahorro; además, el incremento podría ser pequeño, de entre un cuarto o medio punto porcentual.
fed  (Foto: Especial)
Paul R. La Monica
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Es un hecho, la Reserva Federal estadounidense subirá las tasas de interés este año. Aceptémoslo.

Sin embargo, hay por allí muchos inversionistas que gimen y se lamentan porque la presidenta de la Fed, Janet Yellen, finalmente apagará las luces de este estupendo mercado alcista que hemos estado disfrutando los últimos seis años.

Pero hay que superarlo y pasar página.

La fortaleza del dólar ayuda al estadounidense de a pie

Sí, tasas más altas podrían significar un dólar más fuerte. Y eso es algo que preocupa a Wall Street porque podría afectar las ganancias corporativas.

No obstante, para el consumidor promedio, un poderoso dólar es algo bueno. Pues gracias a él es más barato viajar y también reduce el precio de los bienes importados.

"Si nos fijamos en la economía de Estados Unidos, hay muy pocos signos de debilidad. Nada sugiere que la fortaleza del dólar esté perjudicando la economía", apunta Sam Wardwell, estratega de inversiones de Pioneer Investments.

En lugar de que entrar en pánico ante la perspectiva de que las tasas más altas pondrían poner fin a la racha bursátil alcista, ¿no debería Wall Street centrarse en las razones que tiene la Fed para elevar las tasas de interés desde los niveles cercanos a cero que han sido la norma desde diciembre de 2008?

Economía saludable

Todo este alboroto es porque Estados Unidos tiene una economía más sana, sobre todo el mercado laboral. El mes pasado se crearon un mayor número de empleos de lo esperado, en tanto que la tasa de desempleo cayó a su nivel más bajo desde antes de la crisis financiera. Eso provocó una enorme bajada bursátil el viernes.

Qué visión más miope, sabemos que un mercado laboral más fuerte se traduce en un mayor nivel de gasto de los consumidores... el principal motor de la economía estadounidense.

Por ello Wardwell piensa que las acciones del sector de los bienes de consumo discrecional -la industria minorista, automotriz e inmobiliaria- tendrán un buen desempeño el próximo año.

Cierto, los salarios se mantienen estancados, apenas subieron 2% en los últimos 12 meses. Pero hay señales de que los salarios en el país pronto podrían aumentar.

Próximo aumento en salarios

Otro informe gubernamental del empleo, un sondeo sobre rotación laboral y ofertas de trabajo (conocido por su acrónimo en inglés JOLTS), recién reveló que en enero de 2015 hubo más ofertas de empleo que personas contratadas.

Y también hubo más personas que renunciaron voluntariamente a sus empleos. En otras palabras, las personas que buscan trabajo están encontrándolo, y están empezando a tener más poder de negociación para trabajar donde quieren y por salarios más altos.

"Las empresas no pueden llenar sus posiciones vacantes y tendrán que pagar más para atraer a los trabajadores", escribieron los analistas de la firma de investigación Pavilion.

Estos salarios más altos darán más confianza a la Fed, en el sentido de que el alza en las tasas de interés no descarrilará la recuperación económica. Y si la gente comienza a ganar más dinero, ello también hará que suban los precios de las cosas a un nivel inflacionario más normal.

Recordemos que el doble mandato de la Fed es promover el más alto nivel de empleo posible y mantener los precios estables. Una inflación leve es más preferible que una deflación. Pregúntale a quien quieras en Europa o Japón.

(No temas) un alza abrupta en las tasas

El mercado también parece estar olvidando otras dos cosas importantes acerca de la próxima subida de las tasas. Para empezar, parece muy poco probable que Yellen repita los errores cometidos por algunos de sus predecesores y eleve las tasas de forma muy brusca.

¿Realmente importa si el primer incremento se produce en junio o en septiembre? No. El primer incremento será probablemente pequeño. Tal vez un cuarto de punto, o medio punto como mucho.

Las tasas de interés podrían rondar el 1% al 1.25% a fines de 2015. Ninguna persona en su sano juicio consideraría ese nivel demasiado alto.

Y considerando cuán transparente se ha vuelto la Fed bajo la gestión de Yellen y su antecesor Ben Bernanke, ¿acaso sería posible que la Fed sorprenda al mercado? No, cada aumento de tasas será dolorosamente telegrafiado, anunciado y anticipado.

Por último, seguramente millones de estadounidenses bailarán de contento una vez que la Fed comience a subir las tasas. Pues los ahorradores responsables han sido castigados por poner dinero en el banco. La tasa promedio de una cuenta de ahorros ofrece un mísero 0.44% según Bankrate. Ese rendimiento mejorará cuando la Reserva Federal aumente su tasa de fondos federales.

Así que Wall Street tendrá que acostumbrarse a tasas más altas. Seamos realistas. Ningún momento iba a ser perfecto para que la Fed comenzara a endurecer su política monetaria.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El mercado se ha convertido en un adicto a la liquidez. Es adicto a las políticas de dinero fácil de la Reserva Federal. Y es hora de que éstas terminen.

"Una de las principales críticas que se le hizo a la Fed es que sus programas no ayudaron al estadounidense de a pie", señaló Wardell. "Pero este año podríamos llegar al otro lado del péndulo, éste podría ser un buen año para el ciudadano común a pesar de que podríamos experimentar finalmente una corrección del mercado".

Ahora ve
Estados Unidos suspende temporalmente visados a Rusia
No te pierdas
×