El peso sufre por las expectativas en la Reserva Federal

Expertos no descartan que la moneda mexicana llegue hasta las 16.05 unidades por dólar en bancos; en el mercado de futuros de Chicago, los especuladores mantienen su postura contra el peso.
peso  (Foto: iStock by Getty)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El peso mexicano no verá alivio a lo largo del año frente al dólar estadounidense porque las consecuencias de la normalización de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) pondrá fin a un experimento sin precedentes para los mercados, coincidieron analistas.

En lo que va de 2015, el tipo de cambio spot ha cerrado por arriba de la barrera psicológica de los 15.00 pesos por dólar en ocho ocasiones, mientras que en todo 2009, en medio de la crisis financiera global, lo hizo en nueve sesiones.  

“En 2009 vimos movimientos más rápidos. Ahora los que se han dado son de forma muy escalonada (…) Todo el año será volátil, las caídas que se están dando son por la expectativa del alza de tasa de interés de la Fed y aun no empieza el aumento, probablemente la presión será más fuerte”, comentó el director de la consultoría Metanálisis, Gerardo Copca.

Las condiciones no son las mismas que hace seis años, pues ahora la economía de Estados Unidos es la que impulsará al mundo, además de que los movimientos del mercado cambiario mexicano son más fuertes y las caídas perduran durante sesiones.

En el Chicago Mercantil Exchange, las apuestas de los especuladores contra el peso mexicano se han acentuado. El contrato para septiembre cerró en 15.7480 pesos por dólar, mientras que para el de septiembre de 2016 se establece un mínimo de 17.3220 pesos y un máximo de 15.2138 unidades.

“Los niveles de operación y participantes en el mercado han disminuido y cualquier evento puede generar latigazos”, comentó la directora de análisis económico de Banco Base, Gabriela Siller, quien espera que esta semana el dólar mantenga su fuerza previos al anuncio de política monetaria de la Reserva Federal del miércoles 18 de marzo.

Agregó que ante la incertidumbre que se vive la depreciación del peso ya ni si quiera resulta atractiva para los exportadores, ya que este entorno vuelve complicado planear proyectos y cotizaciones a largo plazo, incluso, contribuye a un ambiente de inestabilidad.

Los especialistas prevén que si la Fed retira la frase de que será paciente antes de empezar a elevar las tasas, el tipo de cambio tendría un respiro y se relaje hasta los 15.20 pesos, que representaría una apreciación de 2.07% frente a su último cierre. De lo contrario se podrían ver niveles de hasta 15.80 pesos en su cotización al mayoreo, mientras que  en ventanillas bancarias estaría a 16.05 pesos.

El peso ha servido como un mecanismo para absorber choques externos como el probable proceso de normalización de tasas en EU y los riesgos asociados a la situación en Grecia; sin embargo, de acuerdo con analistas de Casa de Bolsa Banorte-Ixe, la divisa ha hecho una sobrerreacción respecto a sus fundamentales.

Esto porque México tiene un Banco Central que ha sido históricamente altamente creíble dentro del espectro de mercados emergentes, una política fiscal responsable y reformas estructurales en una fase de implementación actualmente lo que contrasta al resto de economías emergentes como Brasil o Rusia.

Ahora ve
La investigación a Rafa Márquez podría afectar a cientos de niños mexicanos
No te pierdas
×