El círculo vicioso del alza del petróleo, según Exxon

El alza moderada de petroprecios acarreará una nueva caída del energético, dice el CEO de la firma; Rex Tillerson asegura que al aumentar sus ingresos, la industria volverá a inundar el mercado.
petroleo plataforma  (Foto: CNN)
Nick Cunningham
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Las pruebas de que los precios del petróleo se recuperaran de un colapso histórico aumentan.

El número de plataformas toca nuevos mínimos cada semana. En la semana que terminó el 17 de abril, la petrolera Baker Hughes informó que Estados Unidos perdió otras 34 plataformas de perforación de petróleo y gas, con lo que el total sumó 954. La producción interna de crudo parece haber tocado techo y la Agencia Internacional de Energía (AIE) espera una contracción en mayo.

Casi cada perforador está recortando dramáticamente en gasto, lo cual debería recortar cada vez más la nueva producción. Y el consumo de petróleo finalmente está repuntando, a medida que los conductores aprovechan ampliamente el combustible barato.

Pero ¿y si el colapso no termina todavía? A pesar de las señales de un rebote, el presidente ejecutivo de Exxon Mobil, Rex Tillerson, tiene una opinión mucho más bajista sobre los precios del petróleo. En su intervención en la conferencia IHS CERAWeek en Houston, Tillerson predijo que los precios del petróleo seguirán siendo moderados en los próximos años.

¿Cuál es el futuro?

Aunque el largo plazo es más difícil de predecir, hay algo de evidencia que sugiere que los precios del petróleo no podrían subir mucho más allá del punto en el que están ahora en el corto plazo. Por un lado, los inventarios de crudo siguen acumulándose.

Aunque la creación de reservas ha disminuido en las últimas semanas, todavía es mucho más elevada que el promedio de cinco años. Hasta que la producción se desacelere hasta el punto en que los consumidores estén vaciando los inventarios más rápido de lo que puedan ser reemplazados, los precios del petróleo tendrán poco espacio para subir.

Otro factor importante que podría limitar cualquier aumento adicional en los precios del petróleo es la enorme acumulación de pozos en espera de ser completados. Debido a que la mayoría del valor del petróleo y el gas proveniente del esquisto se produce en los primeros meses de producción, los perforadores están evitando completar cientos de pozos porque vender en el ambiente actual de bajos precios les daría mucho menos dinero que si esperan hasta que los precios suban de nuevo.

Como resultado, hay una vasta colección de pozos de esquisto, que serán completados una vez que los precios del petróleo aumenten (un estimado de 900 solo en Dakota del Norte), lo cual podría activar una avalancha de nueva producción. El efecto sobre los precios es discutible, pero el presidente ejecutivo de ConocoPhillips piensa que podría reducir de nuevo los precios del petróleo.

“Si recibes una señal de precio, verás llegar más suministro”, dijo Ryan Lance de ConocoPhillips en CeraWeek. “Eso ciertamente tiene la oportunidad de exacerbar el problema dependiendo de donde esté la demanda”.

Continuó diciendo: “Si (un precio de entre) 80 a 90 dólares (por barril) regresa, hay una buena probabilidad de que los 50 a 60 dólares vuelvan también debido a todo ese nuevo petróleo que se activará con los pozos terminados. Auge, colapso, auge, colapso”.

Los factores globales

Por otra parte, la industria está registrando descensos sustanciales en los costos de perforación. Cuando los precios del petróleo son altos, los costos para perforar se elevan a medida que la demanda por equipos, plataformas, y otros servicios para campos petroleros aumenta. Pero, al igual que los altos precios del petróleo pueden ser inflacionarios en los costos, un auge del petróleo tiene un efecto deflacionario correspondiente en los costos.

Como están descubriendo empresas como Halliburton, Schlumberger, Baker Hughes, Transocean, las empresas de servicios se ven obligadas a reducir sus precios para servicios de perforación en medio de decreciente demanda de perforación. Los productores primarios se beneficiarán mientras tanto. En otras palabras, los bajos precios del petróleo permitirán que los costos disminuyan, lo cual permitirá que más empresas permanezcan en el negocio. Como resultado, los precios del petróleo tienden a permanecer más bajos, durante más tiempo.

Por último, está la cuestión de la OPEP. Arabia Saudita está produciendo petróleo al más alto nivel en décadas, en un esfuerzo por seguir afectando a los productores de altos costos. La producción elevada de la OPEP probablemente no cambiará en el corto plazo. Peor aún para los precios del petróleo, es el potencial de que el crudo iraní llegue a los mercados mundiales. Si un acuerdo nuclear puede ser concretado, Irán podría aumentar la producción en 2016, añadiendo más suministro a un mercado ya bien abastecido.

En conclusión

Obviamente, hay mucha incertidumbre. Los mercados petroleros ya están empezando a ajustarse a los recortes de producción pendientes en Estados Unidos por el esquisto. Eso podría conducir a precios más altos.

Pero al enfrentar vientos en contra, eso podría no ser suficiente para elevar más los precios, lo cual aumenta la posibilidad de un periodo extendido de baja para el petróleo. Para las empresas más pequeñas, eso podría ser devastador. Pero las empresas mayores ven esto como un ciclo económico normal.

Cuando se le preguntó cómo luciría la industria energética en varios años en el futuro, después de un largo periodo de precios más bajos, Tillerson de ExxonMobil dijo desafiante, “todavía estaremos aquí”.

Ahora ve
Macri festeja el triunfo de su coalición en comicios legislativos de Argentina
No te pierdas
×