Calidad, un pendiente en la creación de empleos en México

Las condiciones de los trabajadores muestran un deterioro en los últimos meses, según el INEGI; nuevos esquemas fiscales y la llegada de nuevas inversiones han impulsado la creación de plazas.
empleo  (Foto: Agencias)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las condiciones laborales de los mexicanos se han deteriorado en los últimos meses, independientemente de la tendencia a la baja de la tasa de desempleo, de acuerdo a las cifras más recientes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

El porcentaje de desempleo bajó a 3.9% anual en el mes de marzo, pero la tasa de condiciones críticas de ocupación ascendió ligeramente a 12.3% desde 12.2% del mismo mes de 2014, un nivel lejano al 10.7% con el que cerró en 2008, cuando estalló la crisis financiera en Estados Unidos.

El analista senior de Economía de la casa de Bolsa GBM, Olaf Sandoval, comentó que parte de los empleos generados no tienen los mejores ingresos debido a que un número importante de trabajadores ha pasado de la informalidad a la formalidad, derivado del Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) que implementó el Servicio de Administración Tributaria.

Destacó que el 50% de las nuevas plazas que se han generado se ubican en los sectores de manufactura y servicios ante el boom que ha tenido el sector automotriz en el país. En lo que va del año, esta industria ha anunciado cerca de 5,000 millones de dólares en inversión.

“Ahora vemos una clara tendencia a la baja en el desempleo y eso ayuda a explicar el repunte en las últimas cifras de consumo (…) Lo que preocupa es que la tasa de condiciones críticas ha ido a la alza y esto típicamente refleja a la parte más baja de la escala socioeconómica. Dice que hay empleo, pero que puede ser precario”, comentó por su parte el vicepresidente del indicador del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Jonathan Heath.

La tasa de condiciones críticas señala las condiciones inadecuadas de empleo, que contempla el tiempo de trabajo, los ingresos o una combinación insatisfactoria de ambos, y es especialmente sensible en áreas rurales del país.

La medición incluye a las personas que trabajan menos de 35 horas a la semana por motivos ajenos ellos mismos, a las que trabajan más de 35 horas semanales con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo y las que laboran más de 48 horas semanales con percepciones de hasta dos salarios mínimos.

En 2008, 8.95 millones de personas ganaban más de uno y hasta dos salarios mínimos diarios. Al cierre de 2014, la cifra subió a 12.04 millones. Por su parte los que ganaban más de cinco salarios disminuyeron de 4.93 a 3.28 millones en el mismo periodo, según cifras del INEGI.

Estados Unidos ha vivido un caso similar al que presenta el mercado laboral de México: una recuperación del empleo pero no de los salarios.

“A raíz de la gran recesión de 2008-2009 se perdieron muchos empleos, había una industria dañada. Cuando se empezó a recuperar la economía (de EU) las empresas aprovecharon para recontratar a salarios más bajos y eso es un fenómeno que típicamente se ve cuando se sale de una recesión”, explicó Heath.

Grandes retos

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) dijo que en la próxima década América Latina tendrá el reto de crear 50 millones de empleos solamente para absorber a los jóvenes que se van a integrar al mercado laboral, y recordó que cuando la economía no funciona bien hay problemas para generar esos puestos de trabajo.

Las previsiones de crecimiento económico para México en 2015 han ido a la baja entre analistas del sector privado. En promedio esperan un alza del PIB de 2.5% y de acuerdo con los especialistas consultados, uno de los elementos para revertir esto es que la inversión privada siga acelerándose y que con esto se impulse al consumo.

"Hay avances importantes en la creación de empleo y somos positivos para que la tasa de desempleo vaya disminuyendo gradualmente, conforme se consoliden los resultados de la reforma energética (...) En la medida en que el mercado sea más cualificado va a generar mejores condiciones para el trabajador", dijo Sandoval.

Para ello se requiere de una política de fomento industrial para generar una mayor producción de valor agregado.

Heath comentó que ahora hay que esperar las cifras de remuneraciones correspondientes al primer trimestre del año para ver la calidad de los empleos generados.

Ahora ve
Diez alimentos que le hacen bien a tu cerebro
No te pierdas
×