Multa de 60 mdd impidió parar lanzamiento del Centenario

El Gobierno mexicano decidió no retrasar más el lanzamiento para evitar una multa de la empresa ILS; además, el almacenamiento del satélite desde 2013 costó 5,300 mdd, dijo la ASF.
satelite mexicano  (Foto: Getty)
Mauricio Hernández y Francisco Rivera
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El Gobierno mexicano decidió lanzar el satélite Centenario la madrugada de este viernes para evitar una multa de 60 millones de dólares por parte de la empresa International Launch Services (ILS), encargada de poner al aparato en órbita, pese a hacer detectado cuatro fallas entre 2012 y 2015.

La subsecretaria de Comunicaciones de la SCT, Mónica Aspe Bernal, aseguró que la decisión de lanzar el satélite en el cohete Protón-M de ILS, que se desintegró a los pocos segundos del lanzamiento, obedeció a un tema de costo beneficio.

“El contrato ya estaba firmado, se analizó la posibilidad de salirse y buscar una alternativa; sin embargo, había un costo en el contrato, un castigo por salirse, una garantía de 60 millones en caso de cancelación”, detalló.

La subsecretaria dijo que cuando se firmó este contrato con ILS (en febrero de 2012), el porcentaje de éxitos de la compañía con su lanzador Protón era del 95%. “Se hizo un estudio de mercado por parte la administración anterior, donde lo que se definió eran costos, tiempos, y tasas de éxito del lanzador, y con estos criterios se tomó la decisión”.

Retraso le cuesta a México 5,300 mdd

El satélite Centenario estaba almacenado desde noviembre de 2013, lo que le costó al Gobierno mexicano más de 5,300 millones de dólares por gastos en los controles de limpieza, temperatura y seguridad, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

"Dado que la fecha de lanzamiento está programada para el periodo marzo a abril de 2015, [el satélite] permanecerá almacenado un periodo superior a los 12 meses, lo que generará un costo de 5,300 millones de dólares", dijo el órgano fiscalizador en la revisión de la Cuenta Pública 2013.

El lanzamiento del artefacto estaba previsto originalmente para el periodo comprendido entre el primero de noviembre de 2013 y el 19 de marzo de 2014.

Sin embargo, no se cumplió con esa fecha debido a fallas reportadas por la empresa ILS, lo que derivó en que el plazo para el lanzamiento se modificara hasta en tres ocasiones.

“La prolongación del almacenamiento ocasionará mantenimiento y pruebas adicionales al reflector y a baterías del satélite (componentes que presentaron fallas durante la fase de pruebas), entre otros”, indicó la ASF en su reporte.

“La SCT con su equipo de asesores no contemplaron una alternativa para minimizar los riesgos y costos asociados con el retraso mencionado”, agregó.

“En caso de que no se lance alguno de los satélites con servicio móvil (Centenario o Morelos 3) antes de mayo de 2016, se tiene el riesgo de perder las posiciones geoestacionarias 113.1° Oeste y 116.7° Oeste, o en su caso, se tendrá que reubicar nuevamente al Satélite Bicentenario en las posiciones mencionadas, con la implicación de pérdida de su vida útil y los costos de maniobra correspondientes”, concluyó la ASF.

Habrá recuperación total, dice el Gobierno

Tras la falla de la colocación en órbita del Centenario, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que el satélite y su lanzamiento estaban asegurados con la firma inglesa Marsh Ltd, una póliza de cobertura total en dólares estadounidenses por el 100% del costo de fabricación del artefacto (300 millones de dólares) y del lanzamiento (90 millones de dólares).

La SCT agregó que la cobertura del seguro no tiene deducible y que el valor de la prima fue de 50 millones de dólares.

“Se solicitó a Marsh una versión pública de la póliza. No podemos hablar de la póliza y sus características hasta que tengamos esa versión pública para no afectar potencialmente el reclamo porque tiene una cláusula de confidencialidad”, afirmó Mónica Aspe Bernal en entrevista con Grupo Fórmula.

La funcionaria agregó que construir un nuevo satélite y un lanzador lleva alrededor de 36 meses, pero que eso no significa que habrá un retraso de ese tamaño en servicios de telecomunicaciones.

“Afortunadamente, ese no es el tiempo que se van a tardar en llegar los servicios porque contamos con el Morelos 3, que será lanzado en octubre, y a cruzar los dedos porque esto siempre es de alto riesgo”, declaró en la entrevista radiofónica.

Aseguró que no hay nada qué imputarle al Gobierno mexicano tras la reciente falla, pues el satélite (construido por Boeing Satellite Systems International) nunca estuvo bajo su control.

“El satélite iba a ser entregado a manos mexicanas una vez que estuviera correctamente posicionado en su órbita, y además una vez que se hubieran superado una serie de pruebas que se tienen que llevar a cabo para que estuviera prestando servicios de manera efectiva y hasta entonces se iba a firmar la recepción”, detalló.

En un acto público más tarde este lunes, Aspe Bernal declaró que la operación del programa México Conectado está asegurada pese a la falla del Centenario, porque sus funciones serán cubiertas por el Morelos 3.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Sistema Satelital Mexicano (Mexsat) está conformado por los satélites Bicentenario o Mexsat 3 (para servicios de comunicación fija), el Centenario o Mexsat 1, y el Morelos 3 o Mexsat 2 (los dos últimos para servicios de comunicación móvil).

De los tres,el Bicentenario fue lanzado en 2012 y el del Morelos 3 tiene previsto su lanzamiento para el 22 octubre próximo, de acuerdo con el Gobierno federal. Sin embargo, el contrato establece un periodo de lanzamiento entre el primero de octubre de 2015 y el 15 de marzo de 2016.

Ahora ve
A cien años del nacimiento del ‘ídolo de Guamuchil’, Pedro Infante
No te pierdas
×