Corrupción y recortes ahogan al programa espacial ruso

La agencia Roscosmos sufrió una malversación de 1,800 mdd en 2014, según el Gobierno; a este problema se suma las fallas en dos misiones en un mes, incluida la del satélite mexicano.
vladimir putin rusia  (Foto: CNN)
Ivana Kottasova
LONDRES -

La industria espacial de Rusia está en crisis a causa de los recortes de fondos, la corrupción y la "decadencia moral", dijeron funcionarios del Gobierno.

Miles de millones de rublos se han perdido en turbias transacciones. Los proyectos de construcción están languideciendo e importantes lanzamientos están fallando.

Tan solo en 2014, la agencia espacial federal Roscosmos cometió violaciones financieras por valor de 92 mil millones de rublos (1,800 millones de dólares), según la agencia rusa de vigilancia del gasto público.

La jefa de esta oficina de auditoría, Tatyana Golikova, dijo que la cantidad de dinero supuestamente malversado la sorprendió. "Al principio no podía creerle a mis inspectores" dijo Golikova al parlamento ruso durante su presentación anual el viernes.

En el centro de los problemas de Roscosmos está la construcción del Cosmódromo Vostochni. Este nuevo centro para lanzamientos espaciales ubicado al oriente del país estaba originalmente programado para abrir a finales de este año, y sus primeras misiones tripuladas se planificaron para 2018.

Pero el proyecto ha sufrido una serie de reveses debido a los problemas de financiamiento y a la presunta corrupción. Golikova, quien preside la Cámara de Cuentas de la Federación Rusa, dijo que los costos de construcción se han disparado en 20%. Varios casos penales están en curso por acusaciones de corrupción.

El cosmódromo es crucial para la capacidad rusa para lanzar cohetes. El país sigue dependiendo del cosmódromo Baikonur de la era soviética, localizado en Kazajstán, para sus viajes al espacio.

Para empeorar las cosas, Rusia perdió dos vehículos espaciales el mes pasado. Una nave de carga no tripulada se quemó al ingresar en la atmósfera terrestre después de una falla de comunicación, y un cohete Proton-M que transportaba un satélite mexicano se estrelló en Siberia.

El viceprimer ministro de Rusia, Dmitry Rogozin, culpó del accidente a la corrupción crónica en la industria espacial. "Con tal nivel de decadencia moral, no debería sorprendernos la alta tasa de accidentes”, declaró el encargado del sector aeroespacial.

El programa espacial ruso ha sufrido profundos recortes a causa de la crisis económica. El presupuesto de la Agencia Espacial Federal para la próxima década se redujo en marzo en un 35% para quedar en 2 billones de rublos (37,000 millones de dólares)

Ahora ve
Las calles de Los Ángeles se pintan de blanco y te decimos la razón
No te pierdas
×