Contracción económica de EU, con efecto limitado en México

El mal desempeño del PIB estadounidense obedece a factores cíclicos, aseguran especialistas; en los siguientes meses habrá una recuperación, lo que beneficiará a la economía mexicana.
economía mexicana  (Foto: Getty)
Karina Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La contracción de 0.7% de la economía estadounidense en el primer trimestre del año tendrá efectos mínimos en México, ya que obedeció a un factor cíclico, por lo que en los siguientes meses habrá una reactivación que beneficiará a los sectores manufactureros e industriales nacionales, coincidieron especialistas.

“(La contracción) es un fenómeno temporal y en buena medida se explica porque Estados Unidos enfrentó condiciones climatológicas severas y también hubo huelgas en muchos de los puertos de la Costa Oeste. Casi todos están esperando un efecto de rebote a partir del segundo trimestre”, dijo el vicepresidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Jonathan Heath.

A tasa anual, la economía mexicana tuvo una expansión de 2.5% entre enero y marzo, cifra mayor a la esperada por analistas. En cifras desestacionalizadas el PIB avanzó 0.4% en el primer trimestre; sin embargo, para poder compararse con el PIB estadounidense, esta cifra debe elevarse a la cuarta potencia dando como resultado un 1.6%.

Tan solo en marzo las exportaciones mexicanas de bienes manufacturados cayeron 1.24%.

“En el caso de México sí vimos una desaceleración del crecimiento en el primer trimestre, también se observó una desaceleración en el caso de las exportaciones distintas de petróleo”, indicó el analista de Santander, Rafael Camarena.

Para el economista en jefe de Barclays México, Marco Oviedo, otro factor que incidió en el dato negativo del PIB fue la fortaleza del dólar porque afectó las exportaciones y la producción industrial estadounidenses.

“Un dólar fuerte reduce las exportaciones y la producción manufacturera porque los bienes se encarecen. La pérdida del dinamismo de exportaciones hizo que la contracción fuera mayor”.

Pronta recuperación

Los expertos dijeron que a partir del segundo trimestre, la economía y la producción industrial de Estados Unidos tendrán un repunte, lo que a su vez ayudará a las exportaciones manufactureras, de las cuales un 80% se envían a ese país.

Como ejemplos de esta reactivación del país vecino destacan la construcción de vivienda, que durante abril creció 20%, su repunte más fuerte desde 1991. En ese mismo periodo, la tasa de desempleo se ubicó en 5.4%, el mejor resultado en siete años. 

“La economía de Estados Unidos se ve con un comportamiento favorable en los próximos trimestres, en el caso de manufacturas no estamos preocupados porque pensamos que la recuperación en Estados Unidos tendrá un efecto favorable para México además estamos viendo flujos muy importantes de inversión extranjera en la industria automotriz y otros sectores”, indicó el experto de Santander.

Este panorama favorable podría hacer que el Gobierno mejore sus expectativas sobre el crecimiento para la economía mexicana o al menos las mantenga en sus niveles actuales.

La semana antepasada, la Secretaría de Hacienda recortó su estimación de expansión del PIB para 2015 a un rango de entre 2.2% y 3.2%. El Banco de México espera que sea de entre 2% y 3%.

“Yo creo que (la expectativa del crecimiento de México) ya se ajustó después del resultado del primer trimestre, pero el principal riesgo para la economía no es Estados Unidos, lo más preocupante es la producción de petróleo, también el sector consumo está marchando de forma favorable, hemos visto muy buenos resultados de ventas de la ANTAD y de autos. Esperamos que las expectativas de crecimiento se van a ubicar entre 2% y 3%”, indica el experto de Santander.

El director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz, consideró que el dato del PIB estadounidense sí afectará a la manufactura mexicana haciendo que México recorte de nuevo su previsión de crecimiento a un rango de entre 2% y 2.5%.

"México no va a tener ese motor de crecimiento externo y esto va a afectar a varios sectores, la exportación de manufacturas, sobre todo las no automotrices: maquinaria, equipo eléctrico, electrónico, de cómputo, así como la producción industrial y el empleo, y a otros rubros como el turismo y las remesas que vienen de Estados Unidos".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En la última encuesta a analistas por parte de Banxico se prevé un crecimiento del PIB nacional de entre 2.88% y 2.95%. La nueva estimación se conocerá esta semana.

Los analistas también esperan que ante este mejor panorama para México el tipo de cambio se mantenga por arriba de 15 pesos el resto del año. El viernes pasado, el dólar interbancario cerró a 15.39 pesos.

Ahora ve
La molestia empresarial contra Donald Trump no ha parado de crecer
No te pierdas
×