Los estadounidenses no gastan y eso es un problema

Los consumidores no han gastado más pese a los bajos precios de la gasolina; un menor gasto de los estadounidenses representa un impacto negativo para la economía.
billetera cadena  (Foto: tomada de CNNMoney.com)
Patrick Gillespie
NUEVA YORK (CNNMoney) -

La boleta de calificaciones de la economía estadounidense en 2015 se ve así:

Precios bajos de gasolina. Bien.

Más de 700,000 nuevos empleos. Bien.

¿Los estadounidenses están gastando su dinero? Para nada.

La gente en Estados Unidos gastó menos en abril que en marzo, de acuerdo con los datos más recientes del Departamento de Comercio. Esto difícilmente es una nueva moda. Los estadounidenses han dudado para hacer compras en tiendas y otros lugares por meses.

Al contrario, han estado incrementando sus ahorros. La tasa anual de ahorro, ahora en 5.6% es mayor que el año pasado y significativamente más alta que el 3% usual previo a la recesión, de acuerdo con la Reserva Federal.

“Los estadounidenses apenas abrieron a la fuerza sus billeteras en abril”, escribió Jennifer Lee, economista senior de BMO Capital Markets en un mensaje a sus clientes.

Esto es importante puesto que los compradores estadounidenses representan alrededor del 70% de la actividad económica del país. Si la gente no gasta, la economía no crece.

¿Un cambio próximo? Los economistas esperaban ver un incremento en el consumo esta primavera, ahora que más gente tiene empleo y que han estado ahorrando por los bajos precios de la gasolina. Pero las últimas mediciones muestran que los estadounidenses aún no se sienten confiados para gastar cualquier cantidad de dinero que hayan ahorrado tras meses de bajos precios de gasolina. Un galón de gasolina (3.78 litros) costaba 3.66 dólares (unos 56 pesos mexicanos) hace un año. Ahora cuesta 2.74 dólares (42.39 pesos).

Las cifras de consumo también indican la falta de confianza de los estadounidenses en el futuro de la economía. La gente no gasta si presiente una tormenta adelante.

Los números de consumo personal y ahorro inauguran un mes importante para la economía de Estados Unidos. Un indicador clave para la manufactura –el ISM, por sus siglas en inglés- mostró una mejoría modesta el lunes, pero aún está en un nivel consistente con el crecimiento económico, de acuerdo con Capital Economics.

Una mirada aún más relevante a la economía sucederá este viernes cuando el Departamento de Trabajo revele cuántos trabajos estadounidenses se crearon en mayo.

Hay que mantener la vista puesta en el crecimiento salarial, el ingrediente ausente de la recuperación de la economía. El crecimiento salarial tibio es una de las razones principales por las que algunos estadounidenses no están gastando. Si no se sienten mejor ahora sobre sus finanzas familiares, no van a comprar más.

Más tarde este mes, la Reserva Federal tendrá una reunión decisiva donde se espera que mantenga las tasas de interés. Muchos expertos creen que la Reserva elevará las tasas en su reunión de septiembre. 

Hay algunas señales de que la economía está ganando impulso esta primavera tras un invierno lento. Pero las cifras de gastos del lunes son otro retraso para la economía estadounidense.

Ahora ve
¿El nuevo TLCAN contemplará los trabajos agrícolas temporales en EU?
No te pierdas
×